Hilda

Cine, Drama
  • 3 de 5 estrellas
1 Me encanta
Guárdalo
Hilda

De acuerdo con un censo internacional, el año pasado subió un 23% el número de millonarios en México; también aumentó la cantidad de pobres en nuestro país, ya son más de 53 millones de personas. ¿Hay forma de reflexionar esta tragedia a partir de una narración cómica? Andrés Clariond lo logra en su ópera prima, Hilda.

Criado en una familia adinerada, el cineasta regio sabe cómo armar una radiografía de la llamada clase alta para burlarse de sus contrariedades. Es inevitable reírse al conocer a la señora Le Marchand (Langer), la protagonista; dentro de su esnobismo, se asume como una mujer altruista, pero nunca deja de marcar las diferencias entre ella y quienes la ayudan a mantener limpia su casa.

Esto se ve desde los minutos iniciales del filme, aunque Clariond también aprovecha las primeras secuencias para empaparnos del pasado de la protagonista: en su juventud, Le Marchand participó en el movimiento estudiantil del 68. Cuando ella cae en la cuenta de que va en contra de sus ideales, entra en una crisis de identidad que involucra a su nueva empleada doméstica.

Además de la agilidad de los diálogos y la naturaleza risoria que pudieran tener las contradicciones, la actuación de Verónica Langer es vital para percibir la manía y frustración de su personaje, vicios que transforma en comedia.

Por otro lado, aunque no contribuye al tono de la película, el diseño de arte hace lo propio para darle gusto a la vista: la tragicomedia de Hilda ocurre en un una sola locación, pero de alto valor simbólico y arquitectónico, la Casa Prieto de Luis Barragán.

Por Anaid Ramírez

Publicado

Detalles del estreno

Fecha de estreno jueves 3 septiembre 2015
Duración 89 min.

Reparto y equipo

LiveReviews|0
1 person listening