Más fuerte que las bombas

Cine, Drama
  • 3 de 5 estrellas
1 Me encanta
Guárdalo
Más fuerte que las bombas

Las piezas de este rompecabezas son cosa de considerable belleza en la primera cinta hablada en inglés del noruego Joachim Trier. Las formas profusas e inusuales se adaptan una a la otra sorprendentemente de una manera poco intuitiva –las viejas reglas de empezar por el cielo o ensamblar primero los bordes no aplican aquí–. La imagen final que los elementos forman es lo que resulta un poco menos interesante. Es una película de buen gusto y lacrimosa sobre un duelo familiar, concebida e interpretada con toda la sinceridad posible; sin embargo, carece de autenticidad humana y de la sensación de extrañeza en el día a día que hizo de otras películas de Trier, como Reprise (2011) y Oslo, August 31 (2006), tan duras de roer.

Lo que la cinta sí tiene es a una Isabelle Huppert, y no en un papel pequeño. Es una fotógrafa de guerra propensa a la depresión, cuya muerte ha enviado a su esposo y dos hijos a estados de rechazo emocional. El personaje de Huppert es una peligrosa herida abierta incluso en los límites del flashback; en un punto Trier la enfoca cerrada en su silencio, estremecimientos y su rostro ruborizado, lo cual se siente como un minuto lleno de exquisitez y ése es el momento más fascinante de toda la película.

No es de extrañar que su familia, pese al paso de cuatro años, no pueda escapar del aura de la mujer. El esposo, Gene, es un maestro interpretado por Gabriel Byrne que inicia una aventura con una colega (Amy Ryan), quien a la vez es profesora del hijo adolescente de Gene, Conrad (Devin Druid); a él le esconden un secreto que de revelarse podría hacer insuperable la ya helada barrera que existe entre ellos. El mayor de los descendientes es Jonah (Jesse Eisenberg) y está por convertirse en padre pero antes necesita exorcizar los demonios familiares.

Así es el material de un melodrama sin complejos e ingeniosamente estructurado para que las historias que relata se informen y nutran entre sí, incluso cuando un solo personaje está en el foco: la ausencia es una presencia, y esto no se refiere solo a la pérdida de la madre en la familia. Sin embargo, las conclusiones a las que llega pueden ser un poco trilladas y la catarsis se consigue muy fácilmente. Resulta más cautelosa e insonora que lo que el título sugiere. Sólo cuando Huppert aparece en pantalla hace sentir que la película estallará en cualquier momento.

Por Guy Lodge

Publicado

Detalles del estreno

Fecha de estreno viernes 1 julio 2016
Duración 109 min.

Reparto y equipo

Director Joachim Trier
Guionista Joachim Trier, Eskil Vogt
Reparto Jesse Eisenberg
Gabriel Byrne
Isabelle Huppert
LiveReviews|0
1 person listening