Operación Skyfall

Cine, Acción y aventura
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Operación Skyfall

"¿Qué? ¿Estabas esperando una pluma que explota? Hacemos más que eso..." Esta es la respuesta que el nuevo Q (interpretado por Ben Whishaw) dirige a Bond (de nuevo bajo el disfraz de Daniel Craig) en Skyfall, el nuevo episodio de la saga de James Bond. El director Sam Mendes da su toque personal aquí y un aspecto elegante, oscuro y apasionante. Dicho esto, el quincuagésimo aniversario del agente secreto (apareció en 1962 la película Dr. No) regresa con el Aston Martin DB5 que Bond condujo en Goldfinger.

En la película vemos a Bond a través de una primera crisis interna, después de la misión fallida en Estambul, donde los nombres de los agentes secretos han caído en las manos de un oponente misterioso. Luego, a través de Shanghai y Macao, seguimos las travesuras Head Tracking nacidos contra M (Judi Dench, su jefe) y Mallory (Ralph Fiennes). Cuando una bomba explotó en el MI6 en Londres, se hace evidente que M está especialmente amenazada.

Mientras tanto, un villano rico en la historia encaja con el carácter de Silva (Javier Bardem), con un mechón dorado absolutamente aterrador, se atreve a cuestionar la virilidad de Bond en una escena sorprendentemente bien, donde sus manos correr a lo largo de las piernas del 007. Pero los sponsorts y socios cinematográficos pueden dormir tranquilos como siempre, ya que nuestro Bond, ultraviril, sale del momento incómodo con un par líneas como si se tratara de bromas concisas en un funeral.

Skyfall por lo tanto, se afirma como un episodio muy especial con algunos grandes momentos visuales: una carrera de motos en Estambul, luces de neón, rascacielos de Shanghai o los paisajes de Escocia para una conclusión oscura. Del mismo modo, la película logra convencernos acerca de la posibilidad de una vida emocional a Bond, intentar un vínculo entre su crisis existencial y su relación (o más bien la falta de ella) con sus padres. Por último, sin caer en cualquiera de los dos psicoanálisis.

Sin embargo, Mendes probablemente pensó en tomar riesgos e ignorar las expectativas de los fans de la serie y su enfoque parece ser la de pegarse a las recetas tradicionales. Desgraciadamente, las chicas Bond, interpretadas por Naomie Harris (como colega MI6) y Bérénice Marlohe (como femme fatale), no tienen mucho peso dentro de la trama como en las entregas anteriores. Sólo en la segunda mitad de la película, que se lleva a cabo en su totalidad en Gran Bretaña, sentimos que el director eventualmente se apega más al papel del James Bond clásico, entonces es capáz de hacerlo más potente, más homogéneo, con una mezcla justa de acción, emoción e intriga que culmina con un enfrentamiento entre Bond y su último enemigo.

 

Por Dave Calhoun

Publicado

Detalles del estreno

Reparto y equipo

LiveReviews|0
1 person listening