Poderes ocultos

Cine
  • 2 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Poderes ocultos

Robert De Niro debe tener algún plan oscuro: o piensa comprar una isla en el Caribe o está construyendo un arma de destrucción masiva como un villano a la James Bond. De otra forma, no se puede entender por qué se ha empeñado en realizar películas tan deplorables sólo para cobrar cheques millonarios. Y más vale que el cheque de Poderes ocultos  haya sido de varios ceros, porque este filme es uno de los grandes pecados de su filmografía. (Es más, deberían de pagarnos por ver esta película).

Al igual que su personaje,  Simon Silver, ambos vivieron su época de gloria hace varios ayeres: Silver fue un afamado psíquico que regresa al mundo del espectáculo después de tres décadas de anonimato. Su regreso provoca que un par de eh, digamos, científicos (Sigourney Weaver y Cillian Murphy), busquen cómo descalificarlo y probar que es un charlatán (Poderes ocultos es como ver un episodio de Mythbusters mezclado con Los cazafantasmas). Rodrigo Cortés, quien hace unos  años sorprendiera con su cinta Buried, ahora se fue hacia el otro extremo: si en su opera prima toda la acción se desarrolla en un espacio confinado y con una trama sustancial, en esta nueva película se respalda demasiado en los fenómenos sobrenaturales para justificar giros de tuerca de los que hasta M. Night Shyamalan sentiría pena ajena.

Por Josue Corro

Publicado

Detalles del estreno

Reparto y equipo

LiveReviews|0
1 person listening