Spring Breakers: Viviendo al límite

Cine, Comedia
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Spring Breakers: Viviendo al límite

Spring Breakers no es una cinta de explotación ni tampoco un video de Girls Gone Wild, con menos desnudos y más presupuesto; en realidad esta película es una fábula sobre el hedonismo dentro de la cultura pop.

El director Harmony Korine parece madurar con esta cinta que, a diferencia de toda su filmografía, por fin logra entender que la provocación (su sello narrativo que ya se sentía forzado y desgastado) no proviene del morbo sexual de preadolescentes ni de los retratos suburbanos de familias decadentes. El verdadero golpe en el estómago es a través de la falsa idolatría al sueño americano.

Este sentimiento se refleja en una historia básica: cuatro amigas de cuerpos esculturales roban un restaurante para financiar un viaje a Florida (obviamente, durante el spring break). Eventualmente terminan en la cárcel y un traficante de drogas llamado Alien paga su fianza y las recluta para su organización criminal. A partir de este momento, la película se torna en un debate de libre albedrio, un frenesí de sexo, pólvora y un sentido del humor que nunca define si trata de potencializar una sátira o simplemente de viñetas esporádicas dentro de un drama parar concientizar a los padres de familia.

Lo mejor de la cinta es un James Franco divertido y maniático (la escena con el piano es memorable), y la fotografía de Benoit Debie imprime la personalidad de su personaje. Es una lástima que la película se desplome en la segunda mitad, aunque quizás es el propósito de Korine: presentar una historia que cae en lo absurdo, a través de la repetición de diálogos y escenas, pero que nunca deja de entretener.

Por Josue Corro

Publicado

Detalles del estreno

Duración 94 min.

Reparto y equipo

Director Harmony Korine
Reparto James Franco
Selena Gomez
Ashley Benson
Vanessa Hudgens
Rachel Korine
LiveReviews|0
1 person listening