Star Trek sin límites

Cine, Ciencia ficción
  • 4 de 5 estrellas
24 Me encanta
Guárdalo
Star Trek sin límites

Demasiada ambición puede ser algo peligroso y la cinta previa de Star Trek, de 2013, En la oscuridad, estaba llena de eso: una épica expansión llena de nuevos mundos, consecuencias violentas y momentos emocionales contundentes. Más tarde –sólo un poco desafortunadamente–, los fans incondicionales de la serie votaron por ella como la peor película Trek de la historia.

Por lo mismo, es un verdadero placer informar que Star Trek sin límites no es ambiciosa en lo más mínimo –al menos que eso incluya el compromiso de los directores para hacer reír al público, emocionarlo y que salte de sus asientos–. Más que cualquier franquicia iniciada en 1998 (Star Trek Insurrection), la nueva película se siente como un clásico episodio de televisión: el crew del Enterprise se dirige a un misterioso planeta y pasan por una zona hostil, en la que el Capitán Kirk fastidia a un alien. Y fin.

Por supuesto que hay un poco más que eso. El Enterprise cae en un misterioso naufragio que lo dirige a una confrontación espectacular con un ejército de drones, y la tripulación queda abandonada en un mundo traicionero. En esta ocasión Kirk (Chris Pine) y Scott (Simon Pegg) son quienes tienen el trabajo más pesado y heroico –como coguionista, Pegg ha reforzado hábilmente su propio rol–, mientras que Spock (Zachary Quinto) se mantiene como el “cerebrito”. El homenaje póstumo a Leonard Nimoy es genuinamente conmovedor, aunque sólo hay una dedicación al final de la película a Anton Yelchin, aka Chekov, cuya trágica muerte es demasiado reciente.

Se mantiene en un mood vertiginoso y de júbilo: desde que la tripulación original bajó de la nave, no habíamos percibido esa sensación de aventura y camaradería. Ayuda que el veterano de Rápidos y Furiosos, Justin Lin, sea un mejor director de escenas de acción que lo que J.J. Abrams ha demostrado; las batallas rugen como un trueno y la secuencia en la que la base estelar desafía la gravedad es impresionante.

El talón de Aquiles de la película es –tal vez– su villano: Idris Elba entrega todo con sus gestos de Krall, pero es sólo un guerrero fortachón más con un resentimiento irracional. Si hacemos de lado eso –y los pocos huecos inciertos en la trama–, todo es divertido, un trepidante carnaval de ocurrencias, explosiones, persecuciones y efectos visuales realmente alucinantes. ¿Quién podría pedir más?

Por Tom Huddleston

Publicado

Detalles del estreno

Fecha de estreno viernes 9 septiembre 2016
Duración 122 min.

Reparto y equipo

Director Justin Lin
Guionista Doug Jung, Simon Pegg
Reparto Simon Pegg
Zoë Saldana
Chris Pine
Idris Elba
Sofia Boutella
LiveReviews|0
1 person listening