Youth

Cine, Drama
  • 3 de 5 estrellas
4 Me encanta
Guárdalo
Youth

Un hotel de lujo que parece estar ubicado en los Alpes, es el escenario en el que ocurren las reflexiones y florecen las superficialidades que aún conservan dos hombres octogenarios. Amigos de toda la vida, Micke Boyle (Harvey Keitel) y Fred Ballinger (Michael Caine) son los tipos de los que hablamos, protagonistas del nuevo filme de Paolo Sorrentino.

Con Youth, el realizador nos traslada hasta ese escenario vacacional con el pretexto de que uno de los sujetos, el director de orquesta, piensa en el retiro justo al momento en que le ofrecen la presentación “de su vida”, un concierto para los reyes ingleses. Mientras el otro, un cineasta obstinado, planea detalladamente –y apoyado de un grupo de jóvenes- el guión para su “película testamento”, aunque la inspiración se les acaba antes de terminar el argumento.

Del conflicto de los dos hombres parte Sorrentino para hacer un relato sobre la clase alta y la banalidad, por lo cual sería fácil compararla con el anterior filme del director, La grande belleza (2013). Si se hace esta equiparación, Youth sale “perdiendo” por todo el valor narrativo, simbólico y estético que tiene su antecesora, pero en realidad no carece de valor.

Con un amplio cuidado y sentido de la estética -no sólo por sus locaciones y diseño de arte, también por la iluminación y encuadres de su fotografía-, la película deambula entre la realidad y el ensueño de los protagonistas a fin de hablar sobre los vacíos que permanecen con el tiempo, de la decadencia de las emociones y de los vicioso sociales como, por ejemplo, los prejuicios y estereotipos. 

Así que no es por la esencia que Youth “resta puntos”, sino porque el propio cineasta ignoró una de las lecciones que dice uno de sus protagonistas: “Tengo que elegir lo que en verdad vale la pena contar”. Sorrentino nos pierde y se pierde entre la aparición de los personajes secundarios y terciarios al dotarlos de más importancia de la necesaria –aunque nadie negará que algunas de esas apariciones son en verdad cómicas.

Pese a eso, las actuaciones de Keitel y Caine logran que sus roles mantengan su importancia y no pierdan sentido, gracias a la entonación de cada línea y reflexión, con las cuales fácilmente provocan risas -y quizá el ojo Remi- en la audiencia, efecto del que también es cómplice el score.

Por Anaid Ramírez

Publicado

Detalles del estreno

Fecha de estreno viernes 29 abril 2016
Duración 124 min.

Reparto y equipo

Director Paolo Sorrentino
Reparto Michael Caine
Jane Fonda
Rachel Weisz
Paul Dano
Harvey Keitel
LiveReviews|0
1 person listening