La desnudez de la visibilidad

Arte
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Darío Villalba (Foto: Nydia Valerio)
1/6
Foto: Nydia Valerio
Darío Villalba (Foto: Nydia Valerio)
2/6
Foto: Nydia Valerio
Darío Villalba (Foto: Nydia Valerio)
3/6
Foto: Nydia Valerio
Darío Villalba (Foto: Nydia Valerio)
4/6
Foto: Nydia Valerio
Darío Villalba (Foto: Nydia Valerio)
5/6
Foto: Nydia Valerio
Darío Villalba (Foto: Nydia Valerio)
6/6
Foto: Nydia Valerio

Darío Villalba, artista español con más de 40 años de trabajo artístico, ocupa los amplios muros de la galería Luis Adelantado con la exposición La desnudez de la visibilidad, en la cual, como es su costumbre, retoma personajes marginales y los expone desde lo cotidiano y lo grotesco en un espacio que él creó para ellos: un soporte híbrido entre la pintura y la fotografía.

La muestra reúne piezas de tres décadas de trabajo del artista, desde los setenta hasta los noventa, en las cuales podemos conocer su inclinación por aquellos personajes presentes pero invisibles de la sociedad. La pieza fundamental de la muestra es El enfermo (1974), donde la imagen de un hombre -en cama, convaleciente- está encapsulada en metacrilato, técnica que también utilizó en la Bienal de Venecia y de Sao Paulo en los setenta pero que en esta ocasión no sólo funciona como soporte de una imagen-escultura sino también como alegoría a una bolsa de suero de hospital, a los que los internos suelen estar atados.

En las salas dos y tres de la galería se repite la imagen de El enfermo con diferentes tratamientos dramáticos: cubierta con pintura, en collage, mutilada, repetida en serie, en mediano y gran formato, lo que se presta a múltiples interpretaciones por parte del espectador y que vuelca al enfermo a la realidad, de manera incómoda pero innegable.

Pionero en experimentar con fotografías y pintura, Villalba también presta para esta exposición parte de su archivo de bocetos pictóricos y fotografías intervenidas, mismas en las que podemos apreciar una parte de su proceso de mezclar las dos disciplinas en las que consolidó su trabajo. Estas fotografías se exponen en la sala cuatro de la galería.

La desnudez de la visibilidad es una exposición inquietante y por momentos perturbadora, pues el uso de la escala de grises y la visceralidad con la que se presentan las imágenes muestran la vida cotidiana sin reservas: el dolor, las cicatrices, las ausencias y las carencias.

A la par de esta muestra, el Museo Carrillo Gil también presenta la retrospectiva Darío Villalba. Obras 1974-2015.

Por Nydia Valerio

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening