Ciclo de cine: Melancolía

Cine Gratis
0 Me encanta
Guárdalo
Ciclo de cine: Melancolía
Cortesía: Time Out Nueva York

¿Por qué estamos tan cabizbajos los domingos? Posiblemente por saber que tienes clases y no hiciste la tarea, por desvelarte el fin de semana o por no adelantar el trabajo que prometiste tener para la semana entrante. Sea cual sea la situación, el MUNAL, Museo Nacional de Arte sabe cómo nos sentimos: melancólicos.

En este recinto cultural encontrarás la solución a los pesares domingueros comenzando el 7 de mayo hasta el 9 de julio. Llega puntual para disfrutar de diferentes películas que evoquen este sentimiento, mismas que estarán hiladas a la exposición Melancolía. Las funciones serán gratuitas.

Durante el mes de mayo proyectarán Todas las mañanas del mundo (Alain Corneau, 1991), historia situada en Francia del siglo XVII sobre un joven prodigioso en la viola, quien toca para el monsieur de Sainte-Colombe. El ocaso de una estrella (Billy Wilder, 1950) alude a la célebre avenida de LA y Beverly Hills bajo la historia de Norma Desmond.

Tieta de Agreste (Carlos Diegues, 1996) es una adaptación de la novela Homónimo, de Jorge Amado, sobre el retorno de Tieta a su tierra natal tras ausentarse 25 años. En La familia (Ettore Scola, 1987) verás la crónica de vida de varias generaciones que habitan en la misma casa como única escena.

Para junio, Las invasiones bárbaras (Denys Arcand, 2003) sobre la historia de un hombre con cáncer arrepentido por sus impulsos de enojo en el pasado; Historias de Lisboa (Wim Wenders, 1994) sobre el ingenio musical y cinematográfico por parte de los personajes de Philip Winter y Teresa.

La cinta infaltable Melancolía (Lars von Trier, 2011), sobre la depresión de Justine (Kristen Dunst). La pieza de Kim Ki-duk, El espíritu de la pasión (2004), que entrelaza de manera romántica y dramática la vida de un indigente y una modelo.

Finalmente, en Media Luna (Bahman Ghobadi, 2006) atestiguarás la travesía del músico Mamo para dar un concierto en el Kurdistán iraquí, mientras que en La eternidad y un día (Theo Angelopoulos, 1998) verás la relación entre un anciano al borde de su muerte con un niño albanés que cruzó la frontera. Llévate los pañuelos desechables por si acaso.

Por Regina Barberena

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening