Alien: Covenant

Cine, Horror
3 de 5 estrellas
Alien: Covenant

Si tan sólo pensar en Michael Fassbender hace que quieras quitarte la ropa, Alien: Covenant tiene la cura para ello. David, el androide más espeluznante que un asesino serial, fue la estrella de Prometeo, precuela de Alien (2012) de Ridley Scott. Tal vez Scott se percató de que David es más aterrador que una nave llena de parásitos come-humanos, convirtiéndolo en el protagonista de la precuela. De todas formas, nada ni nadie hubiese pateado más traseros.

Está bien, aquí está la trama. Estamos en 2104, diez años después de que la tripulación de Prometeo acabó como carne para alien durante su misión en búsqueda de vida humana. La nave Covenant atraviesa el espacio en un viaje hacia un planeta distante. A bordo van 2,000 personas durmiendo en cápsulas de hibernación, y un lote de embriones humanos esperando arribar a su nuevo hogar.

Scott dice en broma que nada sucederá en los primeros 45 minutos de Alien: Covenant. Este no es el caso. Cuando el Covenant se cruza con una tormenta, la computadora —Madre— despierta a 15 tripulantes de su sueño de hibernación, siete años demasiado temprano. Resulta que el frente climático se originó en un planeta cercano posiblemente habitable, con una atmósfera respirable.

¿Demasiado bueno para ser verdad? Sí, dice Daniels, científica de la nave, protagonizada por la magnífica actriz de Animales fantásticos y dónde encontrarlos, Katherine Waterston, quien se adueña del arrasador papel. El resto del equipo está compuesto por un grupo de científicos y rudimentarios nerds que operan la nave (ya sabes, aquellos que terminan como comida para alien en el segundo acto). A bordo también se encuentra David el robot, el que se encarga de que las cosas marchen bien mientras el resto duerme. Excepto en el Covenant, aquí se llama Walter. ¿Acaso es David renovado? ¿O un nuevo modelo?

Pero en serio, este es el show de David/Walter. Para dar razones con demasiado spoilers, Fassbender es eléctrico, da un espectáculo fabuloso cuando gatea y su piel queda a la deriva del espectador. Covenant tiene el mismo hermoso diseño que Prometeo, y una vez más el guion es inteligente y profundo; hace que los grandotes pregunten: ¿quiénes somos nosotros?, ¿de dónde venimos? Lo que falta es una de esas escenas inolvidables que alimentan tus pesadillas por semanas —como la parte de Noomi Rapace, cuando parece que el alien sale por cesárea en Prometeo, o el chestburster en Alien, el octavo pasajero. Cada vez que un miembro de la tripulación se ponía rígido, cuando un alien estaba a punto de estallar fuera de ellos como una espinilla reventándose, mi mente regresaba a la obra original.

Por Cath Clarke

Publicado

Detalles del estreno

Fecha de estreno viernes 12 mayo 2017
Duración 122 min.

Reparto y equipo

Director Ridley Scott
Reparto Michael Fassbender
Billy Crudup
Katherine Waterston
Danny McBride
LiveReviews|0
0 people listening