Brooklyn

Cine, Drama
  • 4 de 5 estrellas
56 Me encanta
Guárdalo
Brooklyn

De los filmes nominados a mejor película en los Oscar, Brooklyn se distingue por la sencillez con la que avanza su trama: sin exorbitantes giros dramáticos pero con un encanto in crescendo. Son los años cincuenta y Eilis Lacey es una inmigrante irlandesa en busca de un mejor futuro.

La joven -interpretada por Saoirse Ronan (El Gran Hotel Budapest, 2014)- no deja de añorar su tierra y su ánimo comienza a influir en su trabajo; es hasta que inicia con clases nocturnas de contabilidad que Eillis gana más confianza, incluso para acudir a los bailes que organiza la comunidad irlandesa. Ahí conoce a Tony (Emory Cohen), un descendiente de italianos con quien olvida sentirse extranjera.

Sin embargo, su felicidad se ve opacada cuando surge un problema en el hogar materno. Eilis vuelve a Irlanda por un tiempo y su voluntad se tambalea frente a Jim (Domhnall Gleeson) -un exitoso compatriota que la pretende- y la oferta de trabajo que siempre soñó. ¿A qué lugar pertenece?

Esta pelicula adaptada de la novela homónima de Colm Tóibín resulta en una adorable y clásica comedia romántica capaz de hacerte derramar algunas lágrimas por el cómo sus protagonistas sueñan y construyen su propio camino. La transmisión de estas emociones le valieron a Saoirse Ronan ser una de las contendientes a mejor actriz en la próxima entrega de los Premios Oscar.

Además, la nitidez y colorido de las tomas -captadas por el ojo del cinefotógrafo Yves Bélanger (El Club de los Desahuciados)- logran trasladarte en el tiempo hacia la década en que se desarrolla la historia. Es por ello que la película dirigida por John Crowley parece ilustrar aquella frase dicha -en un universo literario y cinematográfico muy lejano- por el hobbit Bilbo Bolsón: “No hay nada malo en celebrar una vida sencilla”.

Por Luisa García

Publicado

Detalles del estreno

Reparto y equipo

Director John Crowley
Guionista Nick Hornby
Reparto Saoirse Ronan
Domhnall Gleeson
Emory Cohen
LiveReviews|0
1 person listening