Dulzura americana

Cine, Drama
  • 4 de 5 estrellas
6 Me encanta
Guárdalo
Dulzura americana

Dos años atrás, Shia LaBeof apareció en la alfombra roja de Ninfomanía (Lars von Trier, 2013) con una bolsa de papel en la cabeza que traía la leyenda “I am not famous anymore”, aludiendo a la supuesta vergüenza que sentía por sus participaciones en Hollywood (Transformers). No era necesario aquél ridículo que protagonizó en la Berlinale, bastaba con aceptar trabajos de otro perfil para reivindicar su carrera, como su rol en Dulzura americana (Andrea Arnold).

El filme, que hace recordar Kids, vidas perdidas (Larry Clark, 1995), es un roadtrip que aprovecha las escalas para mostrar la ligereza, la carencia de identidad y de afecto, y las salidas fáciles de algún sector de la juventud estadounidense. Todo gira en torno a Star (el primer papel de Sasha Lane en la pantalla grande), una joven de menos de 20 años que se hace cargo de sus dos hermanos menores y de su pareja. Cuando conoce a Jake (LaBeouf) y éste le propone un trabajo de ensueño en Kansas, ella acepta para asegurar un ingreso y, además, porque se siente atraída por su nuevo amigo.

La dupla que forman Sasha y Shia refleja una química honesta y son agradables sus desempeños individuales –Sasha brilla como el nombre de su personaje lo sentencia–. Pero la cinta también tiene otros elementos a su favor: la luminosidad y tonos ligeramente sepia de la fotografía que ensamblan con el espíritu libre, sensible y nostálgico de la protagonista. La música también es armónica según el momento: para los energéticos está “We Found Love”, de Calvin Harris y Rihanna; mientras que la melancolía aparece con “American Honey”, de Lady Antebellum.

Pese a la dulzura en su título, en el cuarto largometraje de Andrea Arnold (Cumbres borrascosas, 2011) no todo es miel sobre hojuelas en el trabajo de la cineasta, hay escenas que parecen el fruto de una divagación y eso provoca una extensión innecesaria de la película.

Dulzura americana no apuesta por mostrar el lobo feroz con apariencia de oveja –ni en sus personajes, ni en la trama–, es cruda desde el inicio y no tiene la intención de convertirse en un cuento de hadas. Si bien, no cautiva con alguna vuelta de tuerca, la cinta resulta conmovedora al observar a los personajes en la búsqueda de la satisfacción de necesidades humanas, y para los intérpretes también las actorales... cof, cof, Shia.

Por Anaid Ramírez

Publicado

Detalles del estreno

Fecha de estreno viernes 25 noviembre 2016
Duración 163 min.

Reparto y equipo

Director Andrea Arnold
Guionista Andrea Arnold
Reparto Sasha Lane
Shia LaBoeuf
McCaul Lombardi
Arielle Holmes
LiveReviews|0
1 person listening