Midsommar: El terror no espera la noche

Cine, Horror
5 de 5 estrellas
Midsommar: El terror no espera la noche

Time Out dice

5 de 5 estrellas

Aunque inusual para un director de terror, Ari Aster sabe que el mundo real es bastante horrible. La vida reparte mucho dolor. El legado del diablo (2018), su debut, es probablemente la película más aterradora de la última década, bueno básicamente es un “mi dolor por una tragedia familiar es tan insoportable que debe ser causado por brujas”. Ahora en Midsommar: El terror no espera la noche, su última cinta, es ruinosa y casi psicodélica. Es un “mi dolor por una tragedia familiar es tan insoportable que me aferraré a un mal novio”. Si eso no te parece horror, recuerda todas esas relaciones tóxicas que has tenido y si aún no estás convencido, Aster te golpeará en la cabeza con un martillo gigante empuñado por paganos suecos.

El horror es lo que le pasa a las personas que ya están vacías y son vulnerables. Esa es la idea que Aster ha dado en dos de sus trabajos de clase mundial, primero con Toni Collette como una furiosa madre al final de la cordura en El legado del diablo, y ahora con Florencia Pugh como Dani en Midsommar: El terror no espera la noche. Pugh es exquisitamente neurótica en las primeras escenas cuando corta a su novio Christian (Jack Peynor).

Pero cuando Christian le llama, crudo y destrozado, sabes que algo infinitamente peor de lo que Dani podría haber imaginado, ha sucedido. Aster saca sus revelaciones como pesadillas, flotando por los pasillos al estilo de Kubrick, pero Midsommar: El terror no espera la noche se expande hacia un diseño de sonido nauseabundo que corrió a cargo de Bobby Krlic, mejor conocido como The Haxan Cloak. Meses después, Dani todavía está perdida en una neblina opaca, así Christian la invita a vacacionar a Suecia, junto a sus amigos estudiantes de antropología, que quieren llevarla a una comuna hippie donde todos se abrazan.

La parte sueca es el deleite más elegante e inquietante del filme. Antes de hacer comparaciones con The Wicker Man (2006) —con Nicolas Cage— o el video "Burn the Witch" de Radiohead, te aseguramos que nunca has visto una coreografía tan hipnótica como esta, con listones coordinados y jóvenes suecos vestidos de blanco, animales de granja felices y, ¿qué es esa extraña pirámide amarilla con una puerta dentro? En este mundo de fantasía ligeramente equivocado (solo un poco), nunca imaginas que Dani, de espalda rígida, finalmente se relajará y dejará de sentir dolor; eso no va a suceder. Más bien, estamos orando para que ella sea la única, lo suficientemente cautelosa, como para salvar a sus amigos antes de que se conviertan en productos horneados. O tal vez eso no es lo que Dani tiene en mente. 

Si Aster hubiera quedado satisfecho con hacer una pieza de terror a la luz del día, cubierta por el constante "sol de medianoche" de Suecia (aquí es sofocante), podría haberlo hecho. Así de obvio es su mandato, equilibrando el castigo corporal con una escena de sexo extrañamente inolvidable, con espeluznantes pausas. Pero lo bastante conmovedora, que no puede soltar el dolor de Dani. Le da una manifestación final que convierte a Midsommar: El terror no espera la noche en una revisión sigilosa de tantas chicas que protagonizan cintas de terror, tal vez incluso una feminista. Cuando conocemos a Dani por primera vez, parece existir, incómoda, debajo de un póster en la pared de una niña hablando con un oso. También hay osos reales en la película, pero todavía no saben que ella es su reina. Y ella ya viene.

Detalles

Detalles del estreno

Fecha de estreno
viernes 20 septiembre 2019
Duración
147 min.

Reparto y equipo

Director
Ari Aster
Guionista
Ari Aster
Reparto
Florence Pugh
Will Poulter
Jack Reynor
Vilhelm Blomgren

Los usuarios dicen

0 comments