Rampage: Devastación

Cine, Acción y aventura
3 de 5 estrellas
Rampage: Devastación

Time Out dice

3 de 5 estrellas

El clásico ochentero de maquinitas Rampage, permitió a los jugadores habitar los avatares de animales mutantes rabiosos mientras perforaban helicópteros, comían personas y demolían ciudades. Esa premisa es un poco obvia para un largometraje de estudio, pero la estrella Dwayne Johnson y el director Brad Peyton, mejorando Terremoto: la falla de San Andrés (2015), han tomado el título del videojuego y lo convierten en un espectáculo de desastres colorido y cursi. Rampage: Devastación no es motivo de celebración desenfrenada, pero una actuación de soporte delirantemente divertida, es mejor que el debut de los directores.

La película comienza con una secuencia de acción en una estación espacial que ha sido tomada por una enorme rata de laboratorio. (Para los fanáticos del videojuego, este roedor es el primero de varios huevos de Pascua). El patógeno que está suelto en la estación espacial, que convierte a los animales en máquinas gigantes de matar, hace su camino de regreso a la Tierra y es ingerido por un cocodrilo, un lobo y un gorila albino llamado George. Esta estrella proporciona un elemento emocional, a través de la amistad y el lenguaje de señas con el primatólogo Davis (Dwayne Johnson, haciendo lo suyo), y pone en marcha la historia cuando destruye un santuario de vida silvestre en su camino a una cita con sus compañeros mutantes en Chicago. Johnson se une a Naomie Harris, irradiando inteligencia como ingeniero genético, para sofocar a George y minimizar el daño.

Buena suerte con eso: la aniquilación de la Ciudad de los Vientos es una maravilla para mirar, lo suficientemente caricaturesca como para evitar implicaciones en el mundo real pero repleta de vidrios y concreto rotos, para satisfacer nuestro apetito de destrucción. La trama pasa a través de un puñado de escenas ineptas que involucran a dos torpes villanos tipo Boris y Natasha (Jake Lacy y Malin Akerman), pero se ve inyectada de adrenalina por la aparición de Jeffrey Dean Morgan (The Walking Dead), autodescrito como "el hombre que viene a cambiar las sábanas" cuando la ciencia las ensucia. La actuación de Morgan es una joya de tiempo cómico y guiños dirigidos por la audiencia. Él eleva una película que trata principalmente de mostrar cómo se pisotean las cosas.

Por Joe McGovern

Publicado

Detalles

Detalles del estreno

Duración
107 min.

Reparto y equipo

Director
Brad Peyton
Guionista
Ryan Engle, Carlton Cuse, Ryan J. Condal, Adam Sztykiel
Reparto
Dwayne Johnson
Jeffrey Dean Morgan
Naomie Harris

Los usuarios dicen

LiveReviews|0
1 person listening