Un final feliz

Cine, Drama
4 de 5 estrellas
Un final feliz

La última película del cineasta austriaco Michael Haneke, Amour (2012), es una conmovedora historia del sufrimiento en la tercera edad, subrayada por el amor. Su último filme, Un final feliz se siente como una patada en los dientes, como si alguien hubiera acusado al director de ser blando y respondió repitiendo el sufrimiento de Amour, pero sin calidez.

Con una atmósfera que aturde y provoca un rompecabezas, Un final feliz es una instantánea de aproximadamente un año en la vida de los Laurent, familia que dirige una importante empresa de construcción y viven con estilo glamuroso con todo y sirvientes. Pero no hay nada familiar acerca de ellos. Comparten el mismo ADN, pero enmascaran sus depresiones, esquemas y perversiones el uno del otro. Haneke también nos recuerda que en el camino de los Laurent hay un campamento de migrantes: si vamos a leer algo sobre el privilegio, debemos asumir que Haneke está hablando de mucho más que de una sola familia. Esta es una obra moral de la Europa moderna.

A la cabeza de la familia está el enfermo Georges —Jean-Louis Trintignant—, que no tiene ni una palabra amistosa para nadie y está consumido por la ira y el arrepentimiento. Su hija, Anne —Isabelle Huppert— maneja el negocio familiar día a día y tiene un hijo adulto, Pierre —Franz Rogowski—, que tiene un problema con la bebida y una desconfianza en su hombro acerca de la riqueza de la familia.

El hermano de Anne, Thomas —Mathieu Kassovitz—, es un médico con retraso mental, casado con Anaïs —Laura Verlinden— su segunda esposa, el cual busca emociones sucias en línea. Es papá de un recién nacido, pero debe recordar que ya es padre cuando su hija Eve, de 13 años —Fantine Harduin—, viene a quedarse a casa después de que su exesposa intenta suicidarse.

Un final feliz se remonta a casi todas las películas del director de 75 años, tanto que parece un epílogo de su carrera. Al igual que en el primer largometraje del director, El séptimo continente (1989), el suicidio se cierne sobre Un final feliz. Y los admiradores de su obra verán ecos en todas partes: un disparo de seguimiento similar al de Código desconocido (2000); grabaciones de cámaras de vigilancia dentro de una película, y videos caseros como en Caché (Escondido) (2005) y El vídeo de Benny (1992); incluso un joven espeluznante con sombras oscuras bajo sus ojos que parece haber salido de cualquiera de las versiones de Funny Games (1997).

Hay indicios de que esta es una pieza complementaria de Amour, en parte por el argumento que refleja exactamente un evento en la película anterior, pero también por la participación de los actores Trintignant y Huppert como padre e hija, y una vez más por darle un compañero británico a Huppert, aunque esta vez es un financiero londinense interpretado por Toby Jones. Un final feliz es más serpenteante y menos contenida, sin embargo, no tiene un misterio central y apasionante como La cinta blanca (2009) para hacerte inclinarte más de lo que retrocederás, al contrario, es una película más difusa, y una más desesperada, aunque hay destellos de humor negro para aligerar el caos.

Por Dave Calhoun

Publicado

Detalles del estreno

Fecha de estreno
viernes 6 julio 2018
Duración
107 min.

Reparto y equipo

Director
Michael Haneke
Guionista
Michael Haneke
Reparto
Isabelle Huppert
Mathieu Kassovitz
Jean-Louis Trintignant
LiveReviews|0
0 people listening