L.A Vampires

Música
L.A Vampires por primera vez en la CDMX
Foto: Cortesía MUTEK

Si algo nos enseñó New Order es que una buena forma de sobrellevar, al parecer, la inevitable melancolía que precede a un duelo, es con buenas sobredosis de secuencias bailables provenientes de un sintetizador Roland.

Las fiestas Blue Monday, de Castillos en el Aire, surgieron con el propósito de celebrar el tercer lunes de enero, supuestamente el día más triste del año —según los resultados de una fórmula psicológica que más bien suena a vil estrategia publicitaria disfrazada de estudios científicos—. El éxito de los lunes azules y electrónicos fue tal, que la tristeza se convirtió en ansiedad por reventar en el día más estresante y odiado de la semana.

Por cuatro años, los lunes significaron uno de los mejores días para tirar dancefloor con los géneros más vanguardistas, sudorosos y subterráneos de la actual música electrónica, pero nada es para siempre y Castillos en el Aire anuncia lo que será la última fiesta de su serie Blue Monday.

Sí, el lunes volverá a ser el rey de los tristones, pero antes, habrá un clausura a la altura de la despedia: L.A Vampires por primera vez en la CDMX, el 5 de febrero en el Pasagüero. Para quienes no la tengan en el radar, es el proyecto de Amanda Brown, capitana de uno de los sellos de música bailable que ha refrescado el clubbing de Los Ángeles: 100% Silk, y cofundadora de Not Not Fun Records, disquera especializada en algo así como experimentación pop.

L.A Vampires suena a vapourwave sin destilar, hipnótico, fashionista darky e intravenoso a la cadera. Además, estará a acompañada de Carlos Amorales (artistas contemporáneo fundador de la emblemática disquera Nuevos Ricos), y dj sets de Hugo Quezada, Starlight y DJ Indigente Sexy. Un buen remate para el primer puente del año y lo mejor, sólo $100 de cover.

Por Wenceslao Bruciaga

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening