Imbiss

Restaurantes Zona Rosa
Recomendado
5 de 5 estrellas
Imbiss
1/13
Foto: Alejandra Carbajal
Imbiss
2/13
Foto: Alejandra Carbajal
Imbiss
3/13
Foto: Alejandra Carbajal
Imbiss
4/13
Foto: Alejandra Carbajal
Imbiss
5/13
Foto: Alejandra Carbajal
Imbiss
6/13
Foto: Alejandra Carbajal
Imbiss
7/13
Foto: Alejandra Carbajal
Imbiss
8/13
Foto: Alejandra Carbajal
Imbiss
9/13
Foto: Alejandra Carbajal
Imbiss
10/13
Foto: Alejandra Carbajal
Imbiss
11/13
Foto: Alejandra Carbajal
Imbiss
12/13
Foto: Alejandra Carbajal
Imbiss
13/13
Foto: Alejandra Carbajal

Time Out dice

5 de 5 estrellas

La comida y los tragos más punk están en Imbiss. Te contamos todo sobre esta nueva joya de la Juárez.

Mi visita a Imbiss concluyó con uno de mis acompañantes diciendo “¿Puedo lamer el plato?” después de probar el postre. Por si tienen duda, al final no lo lamió pero si lo limpió todo con el dedo. O sea que Imbiss está tan rico que, benditas las diosas, los modales se quedan en la puerta.

Este es un lugar pequeño, en la también pequeña calle de Oslo. El restaurante tiene un par de mesas afuera, pero lo mero bueno es sentarte adentro, frente a la barra, desde donde salen tragos espectaculares (no te pierdas el negroni) y descorchan vinos naturales, de esos que nunca antes has probado.

La onda de Imbiss es que puedes ir para tomarte un trago o también para comer o cenar delicioso. Y lo mejor de aquí es que los platillos se sienten, digamos, sin filtro. De entrada pedimos unos ejotes con un puré de trufa y de plato fuerte el extra crujiente y delicioso pollo frito, que venía con pepinillos y cátsup, ambos hechos en casa. Ambos, riquísimos, son lo que son: predomina el cuidado por los productos, que se presentan con una técnica inmaculada (los ejotes crujientes, el empanizado del pollo crunchy y rico), y, sobre todo, se presentan tal cual son y dejan de sentir la personalidad del lugar; deliciosamente shabby, íntima y cuidadosa.

La experiencia llegó a su máximo con el postre, un pasteis de leite, una receta tradicional portuguesa que aquí acompañan con una bolita de helado de malta y que ocasionó discordia entre los convidados, porque todos nos queríamos comer el último pedazo.

En Alemania le llaman imbiss a una receta sencilla que te puedes echar entre comidas. A nuestro parecer, las recetas en Imbiss no tienen nada de sencillas, pero sí hay una simpleza rica en la comida, los tragos y el ambiente. La onda aquí es tener un lugar en donde puedas platicar largo y tendido con un trago en mano, y que te sirva para cualquier momento del día, y de la vida.

Te recomendamos: Bar Pita

Detalles

Dirección Oslo 7
Juárez
Ciudad de México
06600
Transporte Metro Cuauhtémoc, Metrobús Hamburgo
Precio Consumo promedio por persona $600
Contacto
Horas de apertura Mie-dom 6pm-12am
También te puede gustar
    Best selling Time Out Offers