Fuera del elenco

Teatro, Musicales
5 de 5 estrellas
Fuera del elenco
Foto: Cortesía VIOGG

Time Out dice

5 de 5 estrellas

¿Qué pasaría si las rolas de Judas (Jesucristo Super Estrella) fueran interpretadas por una mujer?, ¿si la canción más famosa del exitoso musical Waitress fuera cantada por un hombre?, ¿o qué tal que un actor moría por actuar un personaje de un musical, pero se le pasó la edad? Gracias a este ciclo de conciertos que fusionan al teatro con la vida nocturna, los artistas del teatro musical mexicano tienen la oportunidad de cumplir sus sueños y resarcir frustraciones.

En Nueva York, miscast es un concepto que en una sola noche reúne a celebridades del teatro musical norteamericano e inglés para que canten las canciones que saben que nunca interpretarán en escena, con lo que se logran versiones únicas, divertidas y entrañables de temas de los musicales más famosos. En su versión mexicana, el productor Daniel Delgado (Playhouse Enterteinment) propone no una, sino varias noches dedicadas a que los actores y cantantes se ubiquen fuera del elenco y nos otorguen veladas memorables.

En una propuesta arriesgada, pero que ya hacía falta en el ámbito de los musicales, talentos como Ana Cecilia Anzaldúa, Majo Pérez, Iker Madrid, María Chacón y Luis Carlos Villarreal llevan sus amplias cualidades histriónicas y vocales al mundo del centro nocturno, en el que además se requiere una capacidad especial para hablar frente al público, contar anécdotas y explicar el repertorio elegido. Actores y cantantes que están ante la prueba de fuego para convertirse en completos entertainers y lograr que este concepto perdure y genere un público aún mayor.

Ya fuimos testigos de dos noches, la primera que además repetirá fue la que compartieron Alan Estrada y Aitza Terán. Él, vuelve a la escena musical para cantar “She used to be mine” (Waitress), la canción estelar de Jenna o “Maybe this time” (Cabaret), el tour de force que inmortalizó Liza Minelli, mientras que Terán demuestra que su voz es la joya teatral más preciada en la actualidad e interpreta versiones poderosas de “Defying gravity” —estaba muy jovencita cuando fueron las audiciones para Wicked— o de la conmovedora “You will be found” (Dear Evan Hansen).

En otra noche, la versión de “Mundo de gigantes”, interpretada en escena por Pina la catarina en El último teatro del mundo, fue llevada a concierto por Mario Sepúlveda, y la famosa “I dreamed a dream” (Los miserables) fue puesta en la poderosa voz de Paloma Cordero.

Todos, momentos efímeros pero emocionantes para los fanáticos del teatro musical.

Fuera del elenco cubre diversos flancos que estaban desatendidos en un país que no oculta su gusto por el teatro musical. Es la oportunidad para que el repertorio de este género se amplíe y se conozcan nuevas canciones, se brinden nuevos sonidos a los clásicos y se dé la bienvenida a las nuevas expresiones que marcan tendencia en Broadway y el West End y, que aquí en México hace falta voltear a ver.

Recomendado: Las mejores obras de teatro musical en la cartelera de la CDMX.

Por Enrique Saavedra

Publicado

Detalles

Los usuarios dicen

0 comments