La metáfora de las aves

Teatro
4 de 5 estrellas
La metáfora de las aves
Foto: Cortesía de la producción

Una puesta en escena llena de honestidad y emociones. Vemos a 3 actores en siete escenas diferentes caracterizando a 20 personajes y jamás nos perdemos. Todos los personajes viven en la cotidianeidad de la ciudad. Todos, también, se dedican a un oficio relacionado con el arte y defienden su lugar, aunque paguen las consecuencias a costa de su salud física y/o estabilidad mental.

La obra nos muestra a seres humanos llevados por sus pasiones, encontramos desde escritores luchando por llegar a fin de mes, pero sin ánimo de dejar de vivir de las becas. Tres bailarines de una compañía de baile en crisis, quienes logran abrazar la intensidad de los ensayos para continuar luchando por mantenerse vigentes. Hay también filósofos repletos de deudas, escultores y pintores que deben recurrir a todo para sobrevivir, unos con culpa, otros disfrutando el cinismo de sus decisiones.

¿Qué los une? ¿Acaso será la desgracia o el querer defender sus historias? Vemos las depresiones y los sueños de artistas que han enterrado partes de sí mismos para encontrarse con una realidad diferente, todos nublados por la nostalgia de lo que pudo haber sido, pero fincados en un presente urbano lluvioso e inamovible.

Los actores Itari Marta, Hamlet Ramírez y Verónica Bravo dan vida a triángulos de confianza. No extrañamos un elenco grande, nos basta con la presencia escénica que cada uno posee para llevarnos a diferentes historias. La mirada chejoviana aparece en cada escena, siempre como una metáfora sutil y descarnada. Esta obra es una reescritura que parte de La Gaviota, y nos habla de la volatilidad de la vida.

Por Anabel Oviedo

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening