El legado del diablo

Cine, Horror
5 de 5 estrellas
El legado del diablo

Nunca tengas compasión de un crítico de cine. En vez de eso, basta con decir que espero que después de que veas El legado del diablo vengas a dormir conmigo para mordernos las uñas juntos. Esta es una angustiosa historia de una impensable tragedia familiar que se desvía hacia el reino de lo sobrenatural y toma su lugar como El exorcista (1973) de una nueva generación; para algunos, va a dará vueltas más salvajes.

Inspirando en muchas películas de terror, desde El bebé de Rosemary (1968) hasta la psicológicamente aguda Babadook ( 2014), El legado del diablo obtiene su aliento de la actuación sin miedo de Toni Collette, la venerada actriz australiana capaz de soportar ataques de manía. Verla en El sexto sentido (1999) o Velvet Goldmine (1998) es una prueba de qué tan profundo puede llegar aquí. Collette interpreta a Annie, una artista que construye dioramas increíblemente realistas: salas en miniatura que encarnan el tema de la película: una entidad malévola, jugando con juguetes humanos.

Nos acercamos a esas habitaciones, donde Annie se mantiene unida después de la reciente muerte de su madre. Vestidos de negro fúnebre, su esposo Steve (Gabriel Byrne); su hijo mayo Peter (Alex Wolff), un adolescente drogadicto y la distraída Charlie (la increíblemente concentrada Milly Shapiro, que ganó un Tony por Matilda: The Musical).

Algo está mal con Charlie. Cada cabello desarreglado y mirada misteriosa te tendrá preocupado. "¿Quién me va a cuidar?" le pregunta a su madre, que no es una pregunta inusual después de una muerte en la familia: "¿Cuando mueras?" agrega, con presentimiento vacilante. Un pájaro se estrella contra la ventana de la escuela de Charlie dejando una mancha sangrienta; ella tranquilamente recoge su cabeza con un par de tijeras y se lo lleva. ¿Nervioso? El legado del diablo se arrastra hacia adelante con una inexorable sensación de fatalidad, y cuando sucede lo peor, sentirás como si estuvieras viendo cómo se abre el mundo. Las cosas salen volando y querrás dejar de verlas.

¿Con qué demonios debutó el escritor y director Ari Aster? (Me refiero al sentimiento sinceramente). Creador de varios cortos ingeniosos y, según él, sobreviviente de una familia que llegó a creer que estaba maldito, Aster tiene los dones para ubicar la exquisita cámara y tener una paciencia generosa, evocando al frío de Kubrick, pero con empatía. Parece que se da cuenta de que su película, que milagrosamente te lleva a dar un salto de fe, vive o muere en su actuación. Cuando Ann Dowd, alegre y radiante, aparece en lo profundo de la sección central, El legado del diablo es devastada por la pena y te estremeces de alivio; raramente sientes la necesidad de compasión en una película de terror.

Collette agarra a la película por la garganta y le grita en la cara. Monólogo tras monólogo, escena tras escena, llena la película con una energía situada en algún lugar entre la confianza y el colapso psicótico. Quizás solo los fanáticos del género reconocerán esta película inquebrantable como el maná, pero sería una pena. "Hemos hecho un pacto con algo", dice Annie, con la furia y el miedo.

Por Joshua Rothkopf

Publicado

Detalles del estreno

Fecha de estreno
viernes 8 junio 2018
Duración
128 min.

Reparto y equipo

Director
Ari Aster
Guionista
Ari Aster
Reparto
Toni Collette
Gabriel Byrne
Ann Dowd
Alex Wolff
Milly Shapiro
LiveReviews|0
1 person listening