Las ventajas de ser invisible

Cine, Romance
  • 3 de 5 estrellas
1 Me encanta
Guárdalo
Las ventajas de ser invisible

Después de tantos atrasos en el estreno de esta conmovedora película adolescente podríamos concluir que estábamos ansiosos por ver Las ventaja de ser invisible. Logan Lerman, Emma Watson y Ezra Miller nos miran con sus típicas caras de revista, sin un sólo rastro de acné, vistiendo desaliñadamente al estilo hipster. Si a ellos se les dificulta ser tomados en cuenta en la escuela, al menos siempre tendrán la posibilidad de trabajar para alguna famosa agencia de modelos. 

Ese es el reconocimiento para el delicado y doloroso debut del escritor y director Stephen Chbosky, quien adaptó su propia novela adolescente que fue popular en 1999, en la cual nosotros nos ponemos del lado de los chicos desde el inicio.

El “invisible” es Charlie, quien es interpretado por Lerman, un brillante pero tímido devorador de libros que acaba de comenzar la preparatoria en un suburbio de Pittsburgh. No nos sorprende adivinar que el único aliado que encuentra en sus primeras semanas es su querido profesor de literatura (Paul Rudd). A pesar de que Chbosky desarrolla a su personaje a partir de algunos flashbacks fallidos, nos daremos cuenta de que hay un mayor trauma detrás de su ineptitud social, que en la mayoría de las inseguridades del adolescente promedio.

Cuando Charlie logra hacer amigos, dos rebeldes aficionados de The Smiths que están en su último año de preparatoria: Un sarcástico e inadaptado gay llamado Patrick (Miller) y su media hermana Sam (Watson), una loca mujer perfecta de la cuál Charlie inevitablemente, aunque no de la manera más delicada, se enamorará.

Ya podrán imaginar que sigue a partir de ahí, aunque sus enredos psicológicos son más oscuros que muchos. La película está ambientada en 1991 haciendo que las situaciones se vean muy “análogas”, pero notamos detalles: ¿cómo este trío aficionado de la música llena sus mixtapes con los lados B de The Shaggs y extrañamente nunca han escuchado a David Bowie?

La dirección de Chbosky puede ser tan extraña como su protagonista, mientras termina de comprender los truculentos cortes del tono y la estructura. Sin embargo, esa inexperiencia le otorga una irresistible ingenuidad a esta carta de amor adolescente, así como la actuación de su adorable elenco.

Watson se mantiene fiel a sí misma con un personaje más odioso en el libro que en la realidad, pero los hombres son los que más impresionan: Lerman que en sus otras películas interpretó a un chico malhumorado y pretensioso (mejor conocido como Percy en la película de 2009, Percy Jackson & the Olympians: The Lightning Thief), en esta se convierte en el ingenuo adolescente que muchos hemos sido cuando crees que tus sentimientos son tan grandes y únicos que nadie los ha experimentado jamás.

Mientras tanto, el papel de Miller es lo suficientemente despreocupado y simpático como para convencernos de que su papel en We Need to Talk About Kevin, que está muy lejos de ser una ventaja para ser invisible, fue sólo una actuación.

Por Guy Lodge

Publicado

Detalles del estreno

Reparto y equipo

Director Stephen Chbosky
Guionista Stephen Chbosky
Reparto Emma Watson
Ezra Miller
Logan Lerman
Paul Rudd
LiveReviews|0
2 people listening