Sicario 2: día del soldado

Cine, Drama
3 de 5 estrellas
Sicario 2: día del soldado

Time Out dice

3 de 5 estrellas

Todo parece que, al igual que Rápido y furioso, Sicario se convertirá en una saga en la que Matt Graver —interpretado por un rudo Josh Brolin— y Alejandro Gillick —un serio Benicio del Toro— harán estallar autos blindados y matarán a sangre fría a cualquier maleante en territorio mexicano.

De la mano del director Stefano Sollima —Suburra (2015)— Sicarios 2: día del soldado es una desagradable muestra de cómo el poder nos maneja a su antojo, tratándonos como ganado, por intereses que sólo beneficia a los más ricos.

A manera de controlar el ingreso de terroristas por la frontera con México, la CIA le pide al oficial Matt Graver crear una estrategia para quitarle a los cárteles mexicanos el control de la frontera. Como maquina sedienta de sangre, Matt planea con la mano en la cintura secuestrar a la hija de Reyes —el líder del cartel más fuerte de México— haciéndolo parecer que otro cártel lo hizo y generar una guerra entre las mafias, lo que hará que descuiden la frontera.

Para esta hazaña, que al parecer cuesta 16 millones de dólares por día, Matt invita a Alejandro Gillick, otro agente que ¿adivinen qué? Está sediento de venganza y quiere hacer sufrir a quién mató a su familia: ¡din din din! Reyes. Se supone que la escena en la que Matt y Alejandro cierran el trato es Colombia, pero una cambina de teléfono con la imagen del Palacio de Bellas Artes delató el truco de Stefano —¿creyeron que no nos íbamos a dar cuenta?—. 

Tal vez la segunda entrega de Sicario no es tan consistente como su antecesora, pero siguen la misma línea; los “pobres y desamparados” Estados Unidos están sufriendo las consecuencias de que México sea la “Tierra de nadie”, porque siempre es más fácil echarle la culpa a los demás.

A pesar de toda la propaganda que ha logrado que personajes como Trump estén en el poder, Sicarios 2: día del soldado tiene una chispa que demuestra que no todos los mexicanos salimos a la calle con AK-47 a matarnos por diversión; Bruno Bichir tiene un pequeño cameo en la que interpreta a un sordomudo que ayuda a Alejandro en su travesía y le da alimento y agua para sobrevivir, algo que sí caracteriza a los mexicanos, algo que sí pasa todos los días. 

Si bien no es un documental, duele saber cómo la desigualdad y la presión social pueden convertir a un joven en un sicario solo por mostrar qué tan macho se puede ser, o simplemente por dinero. Ojalá esta película no sobrepase los limites de una mera obra de entretenimiento palomero y no contribuya a los estereotipos tan dolorosos que tenemos los mexicanos. 

Al cierre de la Sicarios 2: día del soldado, se abre la puerta de un pequeño fast food para indicarnos que Sicario 3 es una realidad. Ojala los guionistas me lean y su siguiente entrega trate sobre las 213,000 armas ilegales que entran a México cada año, vía Estados Unidos —The New York Times, 2018—.

Por Gil Camargo

Publicado

Detalles

Detalles del estreno

Fecha de estreno
jueves 28 junio 2018
Duración
122 min.

Reparto y equipo

Director
Stefano Sollima
Guionista
Taylor Sheridan
Reparto
Benicio Del Toro
Josh Brolin
Isabela Moner
Jeffrey Donovan
Catherine Keener

Los usuarios dicen

LiveReviews|0
1 person listening