Una luna entre dos casas

Niños, Performance
Recomendado
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Mariana Campos Zapett. Cortesía Las Marionetas de la Esquina)
1/5
Foto: Mariana Campos Zapett. Cortesía Las Marionetas de la Esquina
 (Foto: Mariana Campos Zapett. Cortesía Las Marionetas de la Esquina)
2/5
Foto: Mariana Campos Zapett. Cortesía Las Marionetas de la Esquina
 (Foto: Mariana Campos Zapett. Cortesía Las Marionetas de la Esquina)
3/5
Foto: Mariana Campos Zapett. Cortesía Las Marionetas de la Esquina
 (Foto: Mariana Campos Zapett. Cortesía Las Marionetas de la Esquina)
4/5
Foto: Mariana Campos Zapett. Cortesía Las Marionetas de la Esquina
 (Foto: Mariana Campos Zapett. Cortesía Las Marionetas de la Esquina)
5/5
Foto: Mariana Campos Zapett. Cortesía Las Marionetas de la Esquina

Pluma y Taciturno son dos niños extremadamente diferentes, como el azúcar y la sal, o el blanco y el negro. A pesar de esto, una serie de acontecimientos hará que estos personajes dejen de lado las diferencias de personalidad y se vuelvan amigos.

El montaje, de la compañía Las Marionetas de la Esquina, es una adaptación del texto Una luna entre dos casas de Suzanne Lebeau.

Lebeau es una de las dramaturgas contemporáneas más prolíficas especializadas en el público infantil y juvenil. Marionetas de la Esquina se vale de la técnica de títeres de mesa para interpretar esta historia cuyo tema principal es la amistad. En escena participan los titiriteros Amaranta Leyna, Priscila Morales, Laura Hernández y Lourdes Pérez Gay, quien también dirige el montaje.

La obra nos muestra que a veces podemos necesitar la ayuda de personas con las que no congeniamos y que un buen amigo puede estar donde menos te lo esperes.

Por Alejandra Villegas

Publicado

LiveReviews|0
2 people listening