Cassius

Bares y cantinas, Bares de vino Roma
  • 3 de 5 estrellas
  • 4 de 5 estrellas
(5Críticas)
3 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Alejandra Carbajal)
1/9
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
2/9
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
3/9
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
4/9
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
5/9
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
6/9
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
7/9
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
8/9
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
9/9
Foto: Alejandra Carbajal

El ingeniero Cassius Clay Lamm fue uno de los primeros habitantes de la Roma. Además de construir algunas de sus edificaciones más emblemáticas –como la actual Casa Lamm–, fue corresponsable de su trazo original. Pero el de este bar es otro Cassius: un señor oriundo del barrio que pasó su vida viajando y que, a sus setenta y tantos, regresó a poner un negocio para compartir esas experiencias. Con ese concepto y personalidad apareció este bar al pie de Casa Roma. Aunque no hay letrero en la calle y la puerta –de madera y vidrio– permanece cerrada, uno puede asomarse y de inmediato sentirse bienvenido, como si el viejo Cassius te dijera: “¡Pásale! Estás en tu casa”.

La especialidad de la barra es el vino espumoso y los cocteles hechos a partir de esta bebida. Destaca el mexican curious (con sangrita casera, guayaba y jengibre) y el doctor s (con jugo de moras y naranja, amargo de angostura y hierbabuena). Con otros alcoholes, hay que probar el holy moly (mezcal con infusión de habanero, pepino, sal de gusano, hierbabuena y soda), el dirt and blood (ginebra, jugo de toronja, tamarindo y un toque de clavo) o el gin tonic que tú mismo te preparas con la tabla de ingredientes que llega con la bebida (pepino, romero, naranja, albahaca y limón). La fruta con la que los preparan es fresca, y los bartenders son hábiles, platicadores y simpáticos. Sentarse frente a ellos es buena idea.

Para comer, hay entrepanes llamados bardots (porque Cassius estaba enamorado de Brigitte, el muy pillo) de preparaciones como hongos con gruyere, camarones rebosados, filete de res con foie gras o albóndigas de cordero. Los carvalhos son platillos para compartir, y hay cosas ricas como tostas de jamón serrano con queso de oveja, croquetas de chorizo ibérico o minitortas de cochinita. Es un monchis rico y que va de maravilla con los tragos, los cuales sólo puedes pedir con comida. Las noches de jueves son de dj y “cocteles secos”: por 15 pesos te dan un vaso con una mezcla de ingredientes a los cuales sólo les falta vino espumoso.

Tú agarras cualquier botella de los refris del self service bar (cuestan 295 pesos) para “hidratarlos” y ellos te llevan las copas y vasos. Es el mejor día para ir. En una de esas, quizá te topes al misterioso señor Cassius.

Por Tamara de Anda

Publicado

Nombre del lugar Cassius
Contacto
Dirección Orizaba 76
Roma
México, DF

Horas de apertura Lun-mié 1pm-12am, jue-sáb 1pm-2am, dom 1-6pm
Transporte Metro Insurgentes, Metrobús Durango
Precio Consumo promedio por persona $300

Average User Rating

4.2 / 5

Rating Breakdown

  • 5 star:4
  • 4 star:0
  • 3 star:0
  • 2 star:0
  • 1 star:1
LiveReviews|5
1 person listening
Ternurita d

"title"


Cassius es un excelente lugar para un buen date. El servicio es sumamente bueno, la comida es buena en general, probamos unas croquetas de chorizo ibérico, bardot de salmón y el postre de palanqueta de cacahuate es el mejor. Los cocktails son caros pero pegadores ¡no dejen de ir!

Alejandra R

Pesimo sazón y caro. No es posible que ni unos camarones puedan hacer bien. Sinceramento no lo recomiendo. Probe de todo y en todo hay fallas. El postre de crema de cacahuate es una buena idea pero esta pesimamente elaborada.

Cyn M

Me encantó. El lugar tiene estilo, la comida esta deliciosa y a precios súper accesibles. Excelente coctelería y servicio. Recomiendo el Bardot de Rib Eye y el de carnitas!!!

Judith C
0 of 1 found helpful

Me fascinó Cassius, la experiencia desde que llegas es diferente, entrar y encontrarte con un espacio con onda y con mucho estilo fue de verdad muy agradable, la comida esta increíble les recomiendo el Bardot de hongos con queso gruyere, y los cócteles con vino espumoso son buenisimos!!! y de postre el pie de helado nooooooo bueno no tiene abuela!!! no recuerdo como se llama pero igual pregunten.




J.C.