0 Me encanta
Guárdalo

Charlie Todd, el fundador de Improv Everywhere

Platicamos con la mente que está detrás de los paseos en Metro sin pantalones y otros cientos de bromas en espacios públicos

Marianela Trueba

Todos los flashmobs (escenas organizadas donde la gente improvisa en contextos extraordinarios) que se han puesto tan de moda en la ciudad, tienen un origen: Charlie Todd. Platicamos con él en TagDF, donde ofreció una conferencia y llevó a cabo uno de sus experimentos mp3, en el que invitó a escuchar una grabación con instrucciones para crear una escena inusual en la calle.

Empezaste todo esto por tu cuenta en Nueva York, ¿ir en el Metro en calzones fue uno de tus primeros proyectos?
El primero fue una escena en un bar, pero el primer "Viaje en Metro sin pantalones" ocurrió en 2002, así que ya lleva 11 años.

¿En ese momento imaginabas que se volvería un fenómeno mundial?
No. Cuando empecé este proyecto, en el verano de 2001, nunca soñé que un día estaría dando una conferencia a un público en la Ciudad de México. ¡Qué loco! Es algo que inicié de manera independiente para expresarme y poder crear, en mis propios términos. Esto se fue haciendo cada vez más grande; gracias a Internet.

¿Cómo crees que la tecnología y redes sociales permiten tomar el espacio público y lograr este tipo de eventos?
Lo más importante de la tecnología es que me permitió distribuir mi proyecto. Antes de YouTube, podía tomar fotos de mis eventos y subir pequeñas imágenes a mi sitio web pero, cuando llegó el video a Internet en 2005, pude compartir videos con el mundo y eso realmente aceleró el crecimiento de Improv Everywhere. Respecto a las redes sociales, creo que ayudan a la difusión; si subo un video que les gusta y se suscriben a mi canal de YouTube, Facebook y Twitter, muchos lo van a compartir.

Has contado cómo en ese primer experimento del Metro, viste la cara de una chica cuando hizo contacto visual con otro pasajero y cómo esa experiencia, al ser compartida, cambió todo. ¿Me podrías hablar de esto y qué pasa cuando ya no son dos personas sino miles?
Improv Everywhere busca crear momentos inusuales en espacios públicos que causen la interacción entre extraños. Creo que por lo general en un vagón del metro o la mayoría de los espacios públicos, no vas y hablas con extraños. Si lo haces, seguramente es para quejarte de algo como: "hay un loco en el metro" pero me gusta crear situaciones donde puedas detenerte y hablar con la gente de algo divertido o emocionante. Creo que es bueno tomar estos lugares donde solemos andar en nuestro propio mundo y cerrados a los demás, y crear una oportunidad para hablar con otras personas. Me parece que Nueva York es una ciudad donde la gente está acostumbrada a ver cosas raras en la calle.

¿Qué pasa cuando llevas esto a otros países, ¿tienes que adaptarlo?
He viajado mucho y hemos hecho proyectos en Hong Kong, Sudáfrica, Noruega y por todo el mundo. Lo que he visto es que la gente es más o menos igual. Creemos que tenemos enormes diferencias culturales y claro que hay partes del mundo donde las hay pero, la mayoría del tiempo, las sociedades son muy parecidas y la gente reacciona a la comedia de la misma forma. La gente se ríe de las mismas cosas. Eso es emocionante porque creemos que somos muy diferentes pero en muchos sentidos somos los mismos.

Algunos asocian causas sociales con este tipo de eventos. Pero según lo que entiendo de tu filosofía el punto es que no se necesita una razón... ¿qué opinas?
Creo que las herramientas de Improv Everywhere ciertamente se pueden usar para causas y activismo, para crear conciencia; son buenas herramientas para esos propósitos. Pero el fin siempre ha sido la comedia por la comedia, el concepto de no necesitar una razón para salir a divertirnos, y jugar en el espacio público así que, por eso, siempre he mantenido esto separado de las causas sociales.

¿Cuáles son algunas de las cosas que debe tener un flashmob exitoso?
Creo que es importante ser original y creativo. Hay tantos proyectos que usan el término flashmob que están solo repitiendo algo que ya se ha hecho. Por otro lado, es importante tomar en cuenta la seguridad. No hacer algo en una calle muy concurrida, por ejemplo, siempre mantener la integridad de los participantes y espectadores, y tener certeza de que sea divertido para todos. Cualquier buena broma debe ser tan buena tanto para el que la juega como para la víctima. Han sido más de 100 misiones.

¿Todas son tus ideas?
Muchas se me han ocurrido a mí, otras han sido ideas de amigos y miembros del equipo. Y tengo una política de que cualquiera me puede mandar un mail con sus ideas. Algunas escenas han sido más elaboradas, como el bar ambientado como si fuera 1860.

Tus eventos conllevan mucha logística ¿cómo mantener la esencia de lo improvisado?
El nombre Improv Everywhere es inexacto porque no improvisamos, planeamos nuestros proyectos, organizamos todo pero la razón de llevar esa palabra en el nombre es porque no sabemos cómo va a reaccionar la gente. Para el bar, por ejemplo, hicimos todo este trabajo para escenificarlo. Buscamos actores, pero ellos no tenían guión.

En los últimos años mucha gente empezó a crear sus propios flashmobs, tanto que se ha perdido un poco esa originalidad, ¿cuáles han sido los peores de los que te has enterado?
Creo que hay formas de trabajar con marcas pero he visto muchos flashmobs que realmente sólo son comerciales. No hay nada creativo en ellos y son cientos de personas vistiendo una camiseta con la marca. Para mí, eso no es un flashmob, es un anuncio publicitario.

Improv Everywhere

Comentarios

0 comments