0 Me encanta
Guárdalo

El Foro Cultural Mujam cierra sus puertas

El espacio hermano del Museo del Juguete Antiguo México (Mujam), cerró después de cinco años. Platicamos con Roberto Shimizu, director del foro, sobre su historia

Foto: Raya

Es una triste noticia que el foro cierre, ¿cuál fue la razón?
El corazón y el origen de todo es el MUJAM. No hay apoyo oficial, los museos no viven de las entradas y, por eso, se va a tener que rentar el foro. Nos mutilamos un brazo, por decirlo de algún modo, para darle de comer al cuerpo.

Fue la fábrica de tu familia. Cuéntame un poco de la historia del lugar.
Fue la primera fábrica en México de jeringas Becton Dickinson. Después, cuando mi papá la adquirió, se convirtió en una maquiladora de plásticos. Fue un lugar lleno de creatividad, de personas que creaban cosas con sus propias manos.

¿En qué momento deciden retomar el espacio para hacer eventos culturales?
Con el boom de la maquila en China, esto estuvo en desuso durante tres o cuatro años. El lugar se volvió decadente. De repente, mi papá, en su afán de revivir el coleccionismo en México, hizo el primer CollecFest, un bazar de antigüedades, juguetes y chácharas. Después invitamos a la artista Betsabeé Romero, quien trajo a sus alumnos de La Esmeralda para hacer una primera exposición de arte.

¿Cómo comienzan las intervenciones de grafiti?
Fue a partir del primer intercambio de stickers, en la presentación del libro [Calco Manías] de Dr. Rabias y Mr Fly. Se pintaron todos los muros de afuera, con el APC Crew, el Buitre, Ripo (una leyenda de Barcelona) y Jetz.

No cualquier papá acepta que se llene de grafiti su bodega, ¿qué decía el tuyo?
Me dijo: ¡Vas! Eso me permitió explorar este mundo del arte urbano y del grafiti. Convoqué a artistas de diferentes disciplinas a través de las redes sociales del museo. El muro de Facebook se llenó. Vimos que hay jóvenes mexicanos ávidos de un espacio.

Desde el inicio llegaron estrellas del street art, ¿cómo sucedió?
Empecé a conectarme con gente de la revista Vice y con Arturo [Mizrahi] de la tienda Upper Playground. Así me abrí camino en la escena. Vino Saner, David Ellis, Jeremy Fish. Aunque en esa época, Saner no era el gigante que ya es.

Siempre estuvo abierto a artistas novatos.
Había equilibrio. Venía uno famoso y dos no tanto. Una vez tuve a Jaz, Saner, Jirafa y Roman, estos dos últimos eran desconocidos en ese entonces. Comenzó un diálogo en la Doctores: el nivel de bomba y taggeo alrededor del foro subió de nivel. Ya no pintaban sobre otros artistas, sino a un lado. Surgió respeto y diálogo.

Ahora sin el foro, ¿piensas seguir promoviendo artistas urbanos?
Al tener este espacio, se había vuelto muy fácil porque aquí podía recibir a los artistas. Ahora tendré que buscar por otros medios cómo encontrarles espacios en la ciudad. Empezaré a intervenir la colonia con diferentes colectivos.

Comentarios

0 comments