El hombre al desnudo. Dimensiones de la masculinidad a partir de 1800

Arte
Recomendado
  • 5 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Cortesía Munal)
1/7
Foto: Cortesía Munal
 (Foto: Cortesía Munal)
2/7
Foto: Cortesía Munal
 (Foto: Cortesía Munal)
3/7
Foto: Cortesía Munal
 (Foto: Patrice Schmidt/Cortesía Munal)
4/7
Foto: Patrice Schmidt/Cortesía Munal
 (Foto: Cortesía Munal)
5/7
Foto: Cortesía Munal
 (Foto: Pierre & Gilles/Cortesía Munal)
6/7
Foto: Pierre & Gilles/Cortesía Munal
 (Foto: Cortesía Munal)
7/7
Foto: Cortesía Munal

Mercurio, mensajero de los dioses y guía de las almas de los muertos al infierno en la mitología griega, es representado en un escenario bucólico, a medio perfil, casi completamente de espaldas. Esta es una fotografía estilizada al extremo, característica de la dupla francesa Pierre et Gilles. También es la imagen representativa de la exposición que montó el Museo Nacional de Arte en colaboración con el Musée d’Orsay, en la que exhibe 171 piezas de artistas nacionales y extranjeros bajo el tema del desnudo masculino.

En una revisión que se ocupa de obras realizadas desde principios del siglo XIX hasta finales del XX, la curaduría ofrece preguntas sugerentes para el espectador: ¿cómo ha cambiado el modo de pensar el cuerpo desnudo dentro de las artes plásticas? ¿Cuál es su lugar en la historia del arte occidental? ¿Cómo se utiliza para tomar postura de estéticas y políticas dominantes?

Es importante notar la estrategia que la exposición propone: las obras no están organizadas bajo un eje temporal, que vaya de los desnudos más antiguos a los contemporáneos; se evidencia, en cambio, una selección por las formas del uso del cuerpo. De ahí que haya piezas representadas a partir de la tradición académica clasicista y la transición a la modernidad; otras que abordan el desnudo heroico, el transgresor, el fantasmal; o bien, el cuerpo como objeto de deseo o como ente en degradación.

En las salas de exhibición conviven dibujos, fotografías, esculturas y pinturas con técnicas y propuestas de distinta índole. Por ejemplo, una polémica escultura de Auguste Rodin y más adelante un dibujo de Andy Warhol; una famosa estatua de Eugène Guillaume (primera vez que sale del Musée d’Orsay) y antes una pintura en gran formato de Francis Bacon. Hay también obras de Pablo Picasso, Louise Bourgeois, Roberto Montenegro, Paul Cézanne, Gustave Moreau, José María Velasco y Ángel Zárraga.

El hombre al desnudo, bajo la curaduría de Guy Cogeval, Ophélie Ferlier, Xavier Ray, Agustín Arteaga y Adolfo Mantilla, permite revisar el desnudo masculino no sólo como tema de historia del arte (hasta ahora poco trabajado); sino también como un generador de discusión sobre la representación del cuerpo en distintas tradiciones estéticas. La muestra da claves sobre lo que el cuerpo dice de su propio entorno.

Por Cinthya García Leyva

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening