0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con el artista Ai Weiwei

Desde su liberación en 2011, Ai Weiwei tiene prohibido salir de China. Eso no le ha impedido convertirse en uno de los artistas más famosos del mundo. Lo visitamos para hablar sobre su arraigo y su éxito

 (Foto: © Ai Weiwei)
1/5
Foto: © Ai Weiwei
 (Foto: © Ai Weiwei)
2/5
Foto: © Ai Weiwei
 (Foto: © Ai Weiwei)
3/5
Foto: © Ai Weiwei
 (Foto: © Ai Weiwei)
4/5
Foto: © Ai Weiwei
 (Foto: © Ai Weiwei)
5/5
Foto: © Ai Weiwei

No había policías afuera del estudio de Ai Weiwei cuando lo visitamos en Pekín. Es un cambio notable. Hasta hace poco, eran una presencia constante, al igual que los gatos caminando en su propiedad y las flores que coloca todos los días en la canasta de una bicicleta, una forma sutil de protesta de Weiwei por no poder viajar al extranjero o mostrar su trabajo en China.

Todavía no tiene pasaporte. Aunque las autoridades tratan de hacerlo invisible en su país, el artista responde con un alto perfil en la escena internacional del arte contemporáneo.

Le preguntamos a Ai cómo enfrenta su papel de disidente y estrella del arte, también sobre la forma en que esta situación paradójica se refleja en sus últimas producciones.

¿Cómo diriges la instalación de tu trabajo cuando no puedes estar presente?
Puede que no sea el mejor artista en general, pero realmente soy el mejor a control remoto. Uso internet, Skype y cualquier medio de comunicación. He presentado docenas de exhibiciones sin estar ahí, porque continúo en contacto con el organizador y los espectadores.

¿Crees que la actitud de las autoridades chinas hacia ti ha cambiado?
Son mucho más abiertas y relajadas. Nadie me sigue cuando salgo y no hay autos afuera. Puedo viajar dentro de China con bastante  libertad y nadie me pregunta: "¿A dónde vas?". Debo admitir que me han dado la máxima libertad para hacer mi trabajo, incluso para hablar con ustedes. Es una actitud muy amable.

"Puede que no sea el mejor artista en general, pero realmente soy el mejor a control remoto."

¿Han tratado de restringir tu trabajo?
No. En ese sentido, han sido muy claros. Aunque no creo que estén muy satisfechos con el resultado. Ellos piensan que debe haber algún tipo de significado o de conspiración detrás de él.

¿Ves tu obra y el activismo como cosas separadas?
No. Hago activismo justo para defender mi arte, por mis derechos esenciales. Para protegerlos me convertí en un activista y eso es inseparable de mi trabajo. El arte necesita protección, así como la libertad de expresión. Por medio del arte genero un discurso y a través de éste puedo continuar con mi trabajo.

¿Te preocupa que por ser un activista y artista de alto perfil podrías desviar la atención de quienes no tienen la misma proyección que tú?
Es un mundo competitivo, incluso por la libertad hay competencia. No considero que realmente pueda opacar una voz si tiene una idea detrás, ni siquiera sabía que yo era una celebridad internacional (durante mucho tiempo).

En la época en la que me hice famoso, no estaba afuera viendo lo que ocurría en el mundo, sino que me encontraba aquí (en mi estudio). Incluso, les comenté a las autoridades chinas que me volví más popular en los últimos años gracias a ellas.

¿Crees que también te has vuelto más popular en China?
Mucho más. Sobre todo con las personas que obtienen información desde el exterior o que la consiguen en internet. Los jóvenes no entienden por qué tengo que ser castigado de esta manera. Mucha gente piensa que aquí no hay posibilidad (de cambio), pero soy un poco ingenuo. Por la noche estoy muy desesperado y decepcionado, pero por la mañana me siento revitalizado de nuevo.

Ahora se pueden comprar fundas para celular, sombrillas y un sinfín de productos de Ai Weiwei. ¿Cómo te sientes sobre la comercialización de tu imagen?
No tengo algún problema con que la gente use mi imagen, siempre que tenga un simbolismo. Por supuesto, detesto las cosas que no se hacen bien, que son basura, pero en mi posición no puedo controlar eso, aunque quisiera hacerlo.

"La gente tiene fantasías sobre lo que es la creación artística. El arte es sobre las ideas y las decisiones."

Creaste un gran estudio y una parte importante de tu trabajo se subcontrata con artesanos. ¿Te preocupa que tu obra se vuelva impersonal?
No. Espero que mi trabajo pueda ser tan impersonal como sea posible, porque no considero que yo sea tan importante. Soy quien lo inicia, lo guía y controla la idea, pero no me importa si es mío o no. La gente tiene fantasías sobre lo que es la creación artística. El arte es sobre las ideas, las decisiones, la expresión y la comunicación. Soy bueno en ello. Como Andy Warhol, quien es un modelo perfecto para mí.

Si tu trabajo es acerca de la comunicación, entonces ¿ves tu presencia en internet como una extensión de tu arte o un posible reemplazo de él?
En realidad, internet no es una extensión de mi arte, mi obra es una extensión de internet. Si no hay internet, no hay Ai Weiwei. Soy un producto puro de la red.

Comentarios

0 comments