Esto no es un museo

Arte Gratis
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Esto no es un museo
Cortesía del CCEMX

En 2004 el artista Máximo González creó un dispositivo de exposición llamado Changarrito con el fin de exhibir a artistas que no eran parte de la selección que iría a la Feria Internacional de ARte Contemporáneo, ARCOmadrid. Llevó piezas de 70 artistas sin cobrarles comisión a Madrid.

El carrito diseñado por Máximo se convirtió en una plataforma de exhibición móvil que ha expuesto a la fecha más de mil piezas de artistas mexicanos en ciudades como San Francisco, Buenos Aires y Venecia.

Las alternativas al museo convencional proliferan no sólo en México, sino en el mundo entero. El proyecto Esto no es un museo, curado por Martí Peran, ha recolectado más de 70 propuestas de muebles alternativos de exhibición alrededor del mundo.

“Quería dar cuenta del volumen del fenómeno, lo cual permite decir que estamos asistiendo a una crisis del museo convencional”, asegura Peran.

Sin duda, el cubo blanco se ha quedado corto en estos tiempos. La investigación inició en el Centro de las Artes Contemporáneas de VIC, Barcelona, y se presentó al público en forma de exposición itinerante que ha servido como un marco para las actividades del proyecto, que incluyen debates, producciones y activaciones.

El proyecto comprende, además de la exposición del archivo, un programa de talleres, seminarios e intervenciones en el espacio público. El intercambio de ideas es uno de los aportes más interesantes del proyecto, que ya se exhibió en Liubliana (Eslovenia) y Washington D.C (Estados Unidos).

En el DF hay de dónde escoger

En la Ciudad de México existe una tradición de aparatos callejeros —artefactos, los llama Peran— con un sinfín de funciones, no únicamente comerciales. “La Ciudad de México sí tiene la peculiaridad de disponer de museos portátiles en todos sus posibles espectros”, comenta.

Los hay aquellos con una vocación política, otros que facilitan experiencias de creación y de formación, o los que exponen arte como Changarrito.

El caso mexicano ha probado ser una fuente abundante de alternativas, además de la diversidad.

“La idea es enfatizar los casos locales donde se presenta el proyecto. Cuando inició, ya teníamos seis artefactos mexicanos. Al venir acá para organizar la exhibición, aparecieron 13 más”. Se incluyen 19 dispositivos en el archivo. Algunos ejemplos en otras ciudades que vale la pena conocer incluyen el Spacebuster de Nueva York, el kiosko cultural en Brasil, el Centro Cultural Nómade de Buenos Aires y el Museo de la Calle, en Bogotá.

Por Cynthia Arvide

Publicado

Teléfono del evento 5521 1925
Sitio web del evento http://www.estonoesunmuseo.com
LiveReviews|0
1 person listening