Expresionismo alemán: el impulso gráfico

  • 5 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Expresionismo alemán: el impulso gráfico
Otto Dix (1891-1969)
Otto Dix (1891-1969). Tropas shock avanzan bajo el gas, 1924. De la serie La Guerra

Cuando el expresionismo inició a principios del siglo pasado, el movimiento fue algo totalmente novedoso: sus colores chillantes, figuras extrañas e inspiración africana buscaban mostrar el punto de vista individual de un artista, y no necesariamente representar la realidad. A la vez, sus creadores creían que era necesario un gran cambio no sólo en el arte, que era controlado por el estado, sino en el Imperio que regía Alemania. Sin embargo, un movimiento que inició con deseos de un mejor futuro terminó perdiendo todas las esperanzas con la llegada al poder del Partido Nacional Socialista, quienes a finales de los 30 etiquetaron a los artistas del movimiento como degenerados, destruyeron varias de sus obras, y llevaron al suicidio de uno de ellos.

Expresionismo alemán: El impulso gráfico fue mostrada por primera vez en el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York, y es la exposición más ambiciosa sobre este movimiento que se ha presentado en nuestro país. La exhibición  concentra la gráfica de diferentes artistas y se divide en seis núcleos temáticos: el primero, Brücke -puente en alemán, aludiendo al cruce hacia un nuevo futuro más próspero, y que sería el nombre que tomaría el grupo que iniciaría el movimiento expresionista en Alemania- se conforma por obras de Erich Heckel y de Ernst Ludwig Kirchner -dos de los fundadores de Die Brücke, el último de estos quien terminaría por suicidarse en 1938 después de que el gobierno Nazi vendiera y destruyera 600 de sus obras-: litografías y grabados en madera con figuras y cuerpos toscos, mujeres desnudas con formas geométricas y distorsionadas que en algo recuerdan a la obra de Gauguin y su gusto por lo exótico, inspirado un poco por las colonias africanas que Alemania poseía en ese entonces. Es en sí una vuelta a lo primitivo en contra de la burguesía, el imperialismo, la complacencia y el materialismo. Por otro lado, el grupo Der Blaue Reiter (El jinete azul), encabezado por Franz Marc y Wassily Kandinsky, produjo obras un poco más pictóricas, con formas líricas y colores prismáticos, puesto que ellos creían que estas tonalidades poseían valores espirituales que contrarrestaban con el materialismo de su época. Otro de los núcleos es Expresionismo austriaco, en donde hay obra de Oskar Kokoschka y trabajos nostálgicos, enfermizos y sublimes de Egon Schiele, como la litografía titulada “Muchacha”, en donde se ve a una estilizada mujer recargada sobre su brazo, con expresión de lamento, pero a la vez de resignación. En Desarrollo del expresionismo se nota un claro interés en el africanismo, pero también en lo urbano: hay varias xilografías y litografías a diferentes tintas, una especie de pre-Andy Warhol donde la misma imagen es roja, azul y verde, como en el caso de “Pareja joven”, de Emil Nolde. Para finalizar, los núcleos de Guerra, Política Posguerra y La Sociedad de la Posguerra muestran el estallido de la Primera Guerra Mundial con aguafuertes y punta seca de Otto Dix representando imágenes de muerte, destrucción, guerra, crudeza y putrefacción, pero a la vez la necesidad de una nueva sociedad liberal y abierta. Impulso Gráfico es una muestra precisa, clara y cronológica, con una museografía impecable que posibilita una excelente lectura discursiva.

Por Begoña Irazábal

Publicado

Teléfono del evento 5512 2593
Sitio web del evento http://www.palacio.bellasartes.gob.mx
LiveReviews|0
1 person listening