Horror en el trópico

Arte, Audiovisual
Recomendado
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Alejandra Carbajal)
1/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
2/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
3/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
4/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
5/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
6/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
7/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
8/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
9/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
10/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
11/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
12/13
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
13/13
Foto: Alejandra Carbajal

El horror no sólo es tener una pesadilla en la calle del infierno. A partir del siglo XX, la industria cultural hollywoodense transformó –y reformuló– este concepto, reduciéndolo a expresiones como el clásico fenómeno paranormal y los ejércitos postapocalípticos de zombis.

De acuerdo con las condiciones históricas de cada época, la noción del horror se transforma y adquiere nuevos significados. Sin embargo, el curador Daniel Garza Usabiaga nos recuerda que es una categoría estética vinculada con la tradición clásica del gótico que, en efecto, recurre al mal, a lo monstruoso, a la locura y a la muerte, pero busca revelar “aquello que la cultura dominante intenta esconder, reprimir o hacer invisible”.

Es por esto que Horror en el trópico reúne 21 obras realizadas a partir de 1973, período histórico en el que se respiró un aire de crisis y represión –sobre todo en México–. Esta exposición toma como punto de partida el trabajo cinematográfico y pictórico de Juan López Moctezuma, director y productor de culto por su experimentación con el género de terror.

Además de exhibir por vez primera sus dibujos y collages, se muestran fragmentos de la película La mansión de la locura (1973), una adaptación del cuento The System of Doctor Tarr and Professor Fether de Edgar Allan Poe. Esta cinta fue filmada en las instalaciones abandonadas del Museo Universitario del Chopo y contó con la supervisión artística de Leonora Carrington.

Una pieza que responde a la vigilancia y la censura que aborda Garza Usabiaga con esta muestra es el Oráculo Mayorga, una tablero fabricado a modo de ouija que denuncia las secuelas del crimen organizado. Fue creado por el artista E.S Mayorga –quien traslada el género de terror a objetos como videos e instalaciones– para comunicarse con su hermana, desaparecida en julio de 2012 en el estado de Michoacán.

Asimismo, se muestra una fotografía de la serie Recados póstumos de Teresa Margolles, artista que trabaja de cerca con la morgue, las víctimas anónimas y los actos violentos que desmoronan a las sociedades contemporáneas. Por su parte, el artista Mario Villalobos presenta Turbas I, pieza que evoca una bomba social a través de un tanque de gas del que emanan manos fabricadas con poliuretano.

Para rematar con la reflexión de cómo ha mutado el género del horror a partir del siglo XX, se exhiben dos videos de Alexandra Velasco –que recontextualizan escenas de películas como Scream (Craven, 1996)– y una pieza de Óscar García Garduño –la cual se conforma por cabecillas de Jack Torrance (Jack Nicholson), personaje principal de The Shining (Kubrick, 1980)–.

Por Paola Monter

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening