Sonorama: arte y tecnología del hi-fi al MP3

Arte
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
 (Cortesía: Museo Universitario del Chopo)
1/6
Cortesía: Museo Universitario del Chopo
 (Cortesía: Museo Universitario del Chopo)
2/6
Cortesía: Museo Universitario del Chopo
 (Cortesía: Museo Universitario del Chopo)
3/6
Cortesía: Museo Universitario del Chopo
 (Cortesía: Museo Universitario del Chopo)
4/6
Cortesía: Museo Universitario del Chopo
 (Cortesía: Museo Universitario del Chopo)
5/6
Cortesía: Museo Universitario del Chopo
 (Cortesía: Museo Universitario del Chopo)
6/6
Cortesía: Museo Universitario del Chopo

En un capítulo de Los Simpson sobre el futuro, el holograma de un árbol funge como homenaje a un ser extinto. Algo no muy distinto sugiere una de las piezas de esta exposición: tres televisores proyectan una fogata que puede ser escuchada a través de unos audífonos.

Aunque funciona como línea de tiempo, esta exposición –para la que fueron comisionadas piezas a distintos artistas plásticos y sonoros– es más una respuesta fetichista a la tecnología y el sonido que una postura, como hicieran algunos artistas de Fluxus frente a la música. Esto permite una diversidad de propuestas que van desde la utilización plástica, como los collages con viniles intervenidos de Álvaro Verduzco, hasta la experimentación interactiva con respaldo científico de Arcángel Constantini. Con esta última el visitante puede “escuchar” con la lengua, la pieza Lluvia, de Marco Antonio Lira, se erige como un instrumento alquímico ¿low-fi? en el que siete paneles con siete walkmans reproducen la caídas de gotas de agua. 

Una de las dolencias de la exposición y del arte contemporáneo en general, es que algunas piezas requieren de un contexto y explicación para entender su valor estético no evidente a primera vista. Para ello, el Museo del Chopo (como el MUAC), cuanta con el concepto de mediador, una figura que resuelve dudas y amplía la lectura de las obras. En mi visita, Mauricio Morales mostró un conocimiento notable sobre el tema, la obra y los artistas, así como una pasión que, sin duda, invita a volver al museo.

El propio Mauricio comenta que, dada la naturaleza experimental de las piezas, algunas han mostrado fallas técnicas, por lo que es probable que algunas de ellas no puedan ‘probarse’.

La muestra se acompaña de una publicación de la Comunidad Hi-Fi, un proyecto de la artista Tania Candiani, quien con el espíritu del DIY presenta un manual para crear tu propio aparato de sonido, como los que ella presenta en la expo.

Seas un nostálgico del mixtape o un curioso del sonido, este sonorama invita a que ciertos aparatos no terminen como un holograma.

Por Alfredo Quintana Garay

Publicado

Teléfono del evento 5535 2288
Sitio web del evento http://www.chopo.unam.mx/exposiciones/sonorama.html
LiveReviews|0
1 person listening