Tiendas, comercios y estanquillos en las colecciones de Carlos Monsiváis

Arte, Artesanías
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Cortesía Museo del Estanquillo)
1/4
Foto: Cortesía Museo del Estanquillo
 (Foto: Cortesía Museo del Estanquillo)
2/4
Foto: Cortesía Museo del Estanquillo
 (Foto: Cortesía Museo del Estanquillo)
3/4
Foto: Cortesía Museo del Estanquillo
 (Foto: Cortesía Museo del Estanquillo)
4/4
Foto: Cortesía Museo del Estanquillo

¡Pásele, marchanta! Teresa Nava representó en miniatura desde panaderías, carnicerías, perfumerías hasta puestos de garnachas. Todos eran comercios establecidos y callejeros que esta mujer poblana creó para deleite de Carlos Monsiváis, quien en un periodo de 16 años le compró 130 maquetas bajo la temática del negocio mercantil.

La museografía de esta exhibición, curada por Ana Catalina Valenzuela, es como un recorrido cotidiano por los pasillos de los mercados mexicanos, por eso se divide en áreas: sastrerías, peluquerías, tiendas de artesanías, pulquerías y funerarias.

Como apunta la también investigadora, esta muestra parece un “estanquillo dentro del Estanquillo”. Cuando la recorras, presta particular atención a la similitud entre la diversidad de productos de una tienda y la surtida colección de Carlos Monsiváis, es intencional.

Al encontrarnos en una época en la que los grandes consorcios mercantiles provocan la desaparición de los pequeños comercios, la muestra refresca la memoria colectiva al presentarnos 140 piezas que van de 1830 a 1995 y que incluyen postales, fotografías y litografías de Manuel Álvarez Bravo, José Clemente Orozco, Rius, Nacho López y Claudio Linati.

“Hay una nostalgia por la desaparición de los estanquillos –pequeñas fábricas familiares nacidas en el siglo XIX cuando el comercio se desligó de la Corona Española– por la llegada de los consorcios transnacionales”, comenta Evelio Álvarez Sanabria, encargado de conservación de las colecciones del museo.

Tiendas, comercios y estanquillos en las colecciones de Carlos Monsiváis aborda las costumbres del México del siglo XIX y XX, un escenario cada vez menos vigente debido a la extinción de las tienditas de la esquina, desplazadas por las cadenas comerciales trasnacionales.

Por Paola Monter

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening