0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con la curadora Catherine Lampert

Platicamos con la curadora de la exposición Anish Kapoor. Arqueología: Biología del Museo Universitario de Arte Contemporáneo

Foto: Gil Camargo

La exposición Arqueología, Biología del artista inglés Anish Kapoor es sin duda una de las muestras más esperadas de este año. Charlamos con la curadora de la exposición de arte contemporáneo y nos contó algunas claves del proyecto.

Aquí puedes ver las piezas imperdibles de Anish Kappor en el MUAC.

El título de la muestra es Arqueología: Biología, ¿cómo se integraron estos dos conceptos en el ensamble de la obra expuesta?
Es en parte por el nombre de una de las piezas de la última sala. Pero es también el sentido de arqueología como algo cultural e histórico, es ir al pasado; es algo que estamos haciendo todo el tiempo y es también algo muy específico de México. Y biología es algo de lo que aprendemos desde muy jóvenes. Nos dicen cómo digerimos la comida, cómo es el esqueleto y los órganos pero, aunque aprendemos de esto, tenemos nuestra propia concepción de la evidencia de lo que llevamos adentro. Mezclamos eso con nuestras propias emociones, recuerdos, terrores y complicaciones psicológicas. El trabajo de Anish, particularmente de los últimos 10 años, ha permitido que ciertos aspectos de su propia psique surjan, esto es común en otras personas no es especifico de él, así que hay un sentido de algo que puede ser feo, y que puede hacerse en unas pocas horas como sus trabajos de silicona de pared. Parecía correcto equilibrar estas dos nociones o disciplinas. 

¿Crees que si alguien encontrara estas obras de arte en el futuro, le hablarían de nuestro tiempo? ¿El tiempo afectaría la obra?
Es una buena pregunta. Anish es parte de una generación. Hay un buen número de esculturas en América, estoy pensando en algunas de Brasil, hay quienes han explorado las mismas ideas: colores primarios, superficies reflejantes, las ideas de Duchamp de que el trabajo es completado con el espectador más que ser un objeto formal, o un no-objeto. Él busca mucho esa experiencia espacial. De escala. ¿Quién sabe a dónde irá el arte después?

Sus piezas más recientes, ¿las pensó sabiendo que las mostraría aquí y en este momento?
Sí, creo que lo vio como un reto. Pensó: mucho de mi público estará en sus veintes, o más jóvenes, y no voy a llegar como un escultor de fama internacional, quiero hacer una pieza como la de resina de la última sala, donde no sé lo que es, ¿es un monstruo? A él no le gusta el arte relacional. Así que la pieza no tiene un mejor ángulo o vista. No está hecho solo para tomarle una fotografía.

100%
Foto: C Curve. Cortesía MUAC

El año pasado lo que Kapoor presentó en el Palacio de Versalles, en Francia, fue muy polémico. Aquí se siente como algo muy diferente, creo no habrá esa sensación de controversia, ¿no?
Gracias al espacio físico en el MUAC, con la luz natural y la escala y la sensación de interior-exterior, no tuvo que trabajar contra el edificio, al contrario. En los jardines de André Le Nôtre tuvo que perturbar el orden y se puede ver como algo reaccionario, la tradición histórica y cultural francesa no quiere una intervención que sea provocadora.

100%

Foto: Dirty Corner en el Palacio de Versalles. Time Out Paris.

Aquí no se pensó instalar una obra en el exterior…
No, lo consideramos pero una de las que queríamos hacer, estuvo en Versalles, es una que me encanta, se llama Descenso y es sobre agua que se iba hacia la tierra. Pero por la cuestión volcánica y la dureza de aquí no se podía hacer en el campus. Y afuera no quisimos poner una obra de espejo pues las superficies son tan inmaculadas que es difícil mantenerlas a la intemperie. 

Comentarios

0 comments