LARA. Latin American Roaming Art

Arte, Arte contemporáneo
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Cortesía Museo de Arte Carrillo Gil)
1/7
Foto: Cortesía Museo de Arte Carrillo Gil

Hay muertos que no hacen ruido. Claudia Joskowics

 (Foto: Cortesía Museo de Arte Carrillo Gil)
2/7
Foto: Cortesía Museo de Arte Carrillo Gil

Venus, Interestelar, Torre Huevo. Erika Verzutti.

 (Foto: Cortesía Museo de Arte Carrillo Gil)
3/7
Foto: Cortesía Museo de Arte Carrillo Gil

Sin título (Resistencia). Florencia Guillén.

 (Foto: Cortesía Museo de Arte Carrillo Gil)
4/7
Foto: Cortesía Museo de Arte Carrillo Gil

Proyectos de muros divisorios. Jorge Méndez Blake.

 (Foto: Cortesía Museo de Arte Carrillo Gil)
5/7
Foto: Cortesía Museo de Arte Carrillo Gil

El mago. Humberto Vélez.

 (Foto: Cortesía Museo de Arte Carrillo Gil)
6/7
Foto: Cortesía Museo de Arte Carrillo Gil

Elvia, Lisbeth, Clemente, Porfirio, Irene, Gustavo, Erika, Yaxché, Ester, Martin, Patricia, Irene, Oscar, Laura, Toni, Maia,Rita. Rita Ponde de León.

 (Foto: Cortesía Museo de Arte Carrillo Gil)
7/7
Foto: Cortesía Museo de Arte Carrillo Gil

Herramientas para diálogos erráticos o asociaciones por simpatía (mesa para aprender a leer y escribir). Nicolás Paris. 

Latinoamérica es una zona fértil para la creación artística y cuna de artistas provenientes de las más diversas disciplinas. Gracias a esto se celebra la tercera edición de LARA (Latin American Roaming Art), proyecto anual dedicado a la vinculación de creadores latinos, quienes durante dos semanas se instalan en alguna ciudad de América Latina para concebir piezas a partir de su experiencia. La intención es promover el pensamiento crítico y la reflexión con el arte como herramienta principal.

Son ocho los artistas seleccionados y durante ese lapso mantienen contacto con historiadores, cronistas, arqueólogos, antropólogos, gestores culturales y otros agentes clave de la ciudad en turno, con la finalidad de nutrir y guiar su búsqueda creativa.

La primera edición se realizó en Colombia (2012), la segunda en Perú (2013) y la tercera en México (2014), específicamente en el Centro de las Artes de San Agustín, Oaxaca.

Curada por Tatiana Cuevas, la exhibición se conforma por los mexicanos Florencia Guillén, Jorge Méndez Blake e Israel Moreno (Moris); Claudia Joskowicz (Bolivia); Nicolás Paris (Colombia); Rita Ponce de León (Perú); Humberto Vélez (Panamá); y Erika Verzutti (Brasil). Además se incluye una obra del peruano Antonio Paucar, quien participó en la edición 2013.

Entre las piezas que verás destacan Sin título (Resistencia) de Florencia Guillén, que consiste en un registro visual y obra textil que hace homenaje a las mujeres en la cultura mexicana. También Hay muertos que no hacen ruido, de Joskowicz; es un video que reinterpreta la leyenda de la Llorona como metáfora trágica de nuestra realidad.

Nicolás Paris elabora una serie de objetos inspirados en los códices precolombinos que sirven como herramientas pedagógicas para aprender a leer y escribir. Por su parte, Méndez Blake se inspira en un artículo del oaxaqueño Andrés Henestrosa sobre un poema de Robert Frost y realiza una escultura para materializar la poesía en objeto.

Moris presenta esculturas compuestas por objetos encontrados en las calles oaxaqueñas. El performance Línea (Los de abajo) de Paucar invita a la reflexión sobre un gobierno que aniquila los levantamientos civiles. Y Vélez registra en video un contemporáneo juego de pelota mixteca.

La exposición se complementa con los dibujos producto de la interacción que Ponce de León mantuvo con la comunidad Unitierra, cuyos integrantes se reúnen con fines de aprendizaje, reflexión y acción con la naturaleza. Así como las fotografías de Verzutti tomadas en los espacios del Centro de las Artes de San Agustín, con la intención de activar sus espacios.

Por Eduardo Reyes

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening