Leon Golub: Bite Your Tongue

Arte, Arte contemporáneo
Recomendado
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Cortesía Museo Tamayo Arte Contemporáneo)
1/6
Foto: Cortesía Museo Tamayo Arte Contemporáneo

Leon Golub trabajando en su estudio. Jack Jaffe and Kartemquin Films

 (Foto: Cortesía Museo Tamayo Arte Contemporáneo)
2/6
Foto: Cortesía Museo Tamayo Arte Contemporáneo

Leon Golub en su estudio. Jon Bird 

 (Foto: Cortesía Museo Tamayo Arte Contemporáneo)
3/6
Foto: Cortesía Museo Tamayo Arte Contemporáneo

Baying At The Cosmos. Estate of Leon Golub y / and Hauser & Wirth

 (Foto: Cortesía Museo Tamayo Arte Contemporáneo)
4/6
Foto: Cortesía Museo Tamayo Arte Contemporáneo

Bite Your Tongue. The Nancy Spero and Leon Golub Foundation for the Arts y / and Hauser & Wirth

 

 (Foto: Cortesía Museo Tamayo Arte Contemporáneo)
5/6
Foto: Cortesía Museo Tamayo Arte Contemporáneo

Gigantomachy IV. The Estate of Leon Golub y / and Hauser & Wirth

 (Foto: Cortesía Museo Tamayo Arte Contemporáneo)
6/6
Foto: Cortesía Museo Tamayo Arte Contemporáneo

Mercenaries IV. Private Collection

Cuando estás frente a una obra de Leon Golub, te sientes atrapado en una situación aterradora. La dimensión de los lienzos, la posición de los personajes, así como la paleta de color y su peculiar técnica tienen un efecto poderoso en el espectador. Te confronta con escenas violentas de las cuales te hace sentir cómplice.

El tema que siempre le interesó a Golub fue la violencia, la capacidad humana de agresión, destrucción y abuso de poder que parece inagotable y cíclica, desde la antigüedad hasta nuestros días. Algunas de las piezas refieren a sucesos específicos, como la guerra de Vietnam o los “Escuadrones de la muerte” en Latinoamérica. En otras recurre a figuras de la antigüedad o símbolos como la esfinge para hablar sobre el poder.

La muestra, curada por Emma Enderby, es la primera gran exposición sobre el artista desde su muerte en 2004. Incluye algunas de sus primeras obras, inspiradas en la figura humana de la antigüedad clásica. También verás una selección de dibujos mitológicos realizados durante los últimos años de su vida.

La técnica que utilizaba Golub refuerza cabalmente la idea de agresión. Pintaba en capas que luego disolvía y raspaba con herramientas filosas para así revelar las figuras y colores. Esto resulta en tonos y texturas sobre el lienzo que recuerdan verosímilmente a sustancias como sangre, cenizas o piel quemada. También recortaba pedazos de los lienzos. En cualquiera de sus imágenes es difícil no sentirse angustiado por la brutalidad cometida entre humanos. Pero te recuerda que lo más cruel de todo es ver y callar: bite your tongue, muérdete la lengua.

Por Cynthia Arvide

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening