Ojo en rotación: Sarah Minter, imágenes en movimiento 1981-2015

Arte, Instalación
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Karen Cabrera)
1/4
Foto: Karen Cabrera
 (Foto: Cortesía MUAC)
2/4
Foto: Cortesía MUAC

San Frenesí

 (Foto: Cortesía MUAC)
3/4
Foto: Cortesía MUAC

Alma Punk

 (Foto: Karen Cabrera)
4/4
Foto: Karen Cabrera

En los años ochenta, hablar de videoarte en México era hablar de una disciplina poco experimentada; fue en ese momento que surgieron los primeros trabajos de Sarah Minter: San Frenesí, 1983, Nadie es inocente, 1987 y Alma punk, 1991-1992, videos que marcaban una nueva época para la imagen en movimiento. Hoy, el trabajo de la artista es base para todo videasta contemporáneo.

Ojo en rotación: Sarah Minter, imágenes en movimiento 1981-2015, es el título de la primera retrospectiva de la artista, que se expone en el MUAC bajo la curaduría de Cecilia Delgado y Sol Henaro. La muestra es una selección de 14 videos y videoinstalaciones que dan ejemplo de la gran trayectoria artística de Minter, y en las que se observa una gran diversidad de temáticas sociales, en diversos formatos, documentales y largometrajes.

“La selección está tejida a partir de las diferentes cosas que me han interesado y que rigen mi trabajo, como la marginalidad, la Ciudad de México y la intimidad. Se escogieron los proyectos más representativos en ese sentido”, platica la artista.

El panorama del videoarte ha cambiado con los años, eso ha dado cabida a que los museos sean hoy los principales promotores de esta disciplina. “Cuando empecé, todavía el video no estaba legitimado, era muy difícil exhibirlo en cualquier lugar, como un museo o una galería, no había el equipo necesario. Hoy en día hay más infraestructura, lo vemos en un panorama internacional, la mayoría de las bienales, los festivales y los museos de arte contemporáneo están exhibiendo video”.  

Para Minter, el video se ha vuelto un medio necesario para expresar la actualidad, por lo que es uno de los formatos o soportes más importantes del arte contemporáneo y que invitan al espectador a reflexionar.

“Lo que me interesa es hacer visibles cuestiones de la memoria, las perspectivas del mundo, dar otras visiones de la gente, la intimidad y la política. Me importan los cambios íntimos porque de ahí se parte para cambios más grandes; lo que quiero es simplemente sensibilizar al público sobre ciertos temas, a tener miradas y recoger memoria”, finaliza Minter.  

Sarah Minter no sólo se posiciona por su trabajo en la práctica videográfica, también se ha distinguido como docente y como jurado de famosos festivales de cine.  

En la muestra se pueden encontrar los proyectos Intervalos, Háblame de amor, Ojo en rotación, Spinning, entre otros. Como actividad paralela se presenta un programa de cine con largometrajes de la artista.

Por Karen Cabrera

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening