0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista a David Cronenberg

Charla con el director David Cronenberg sobre su nueva película Cosmópolis

A los 69 de edad, el director canadiense David Cronenberg es más prolífico y respetable que nunca. De las criaturas venéreas de Epidemia (Shivers, 1975) a Eric Packer (el capitalista con mirada vacía interpretado por Robert Pattinson en su adaptación de la novela de Don DeLillo, Cosmópolis, reseñada de manera opuesta), su inteligencia, integridad y profunda comprensión de la psicología humana nunca han sido tan patente. Conforme este director, quien alguna vez fue "el Barón sangriento", se convierte en un pilar de la industria del cine, descubrimos que aunque sus temas tal vez cambiaron, la pasión por lo que hace se mantiene intacta.

Cosmópolis es el primer guión que escribes en más de una década. ¿Por qué adaptar este libro?

Es una cuestión de intuición. Necesitaba escribir el guión para saber si este libro funcionaría como una película. En ese momento no había pensado que nadie había convertido un libro de DeLillo en película. Muchos han sido propuestas, pero nunca había pasado. Eso me complació, ser el primero en destapar el diálogo de Don al mundo. Ese diálogo estilizado estableció la plantilla para todo, incluyendo los visuales.

Pareces estar cómodo escribiendo cualquier tipo de diálogo, desde el melodrama romántico de La mosca hasta la comedia oscura Crash y su extraña teatralidad
Bueno, Cosmópolis también es una película simpática, a pesar de que tiene un humor negro muy extraño. A pesar de que de producción en producción es diferente, siempre se cuida mucho el diálogo. Incluso en mis primeras películas, como Epidemia, el diálogo es muy excéntrico. No es un guión normal de cinta de terror de bajo presupuesto, que tiende a ser banal y realista. Siempre existe un elemento estilizado en ello. Para mí, el diálogo es lo que hace al cine.

¿Acaso te frustra cuando los críticos señalan que tus películas recientes tienen mucho diálogo, como si tu trabajo anterior fuera, de cierta forma, diferente?
Es inevitable frustrarse un poco. Sientes como si no hubieran puesto atención. A un cinéfilo casual se le perdona, se le permite ser descuidado. Ellos usan su dinero para ver las películas, pueden poner tanta atención como quieran. Sin embargo, un periodista de cine no es muy profesional si avienta un comentario así, a la ligera.

Muchos dirían que el David Cronenberg de hoy está irreconocible si se le compara con el hombre que hizo Epidemia o La mosca. ¿Piensas desde el punto de vista del mismo cineasta antes y después?
Sí, me siento como el mismo director, pero más maduro y con más confianza en mi forma de hacer cine. Sin embargo, he hecho ya algunas cosas y no siento la necesidad de repetirlas. No estoy hablando en términos de género. No pienso: nunca más debo hacer una película de terror porque soy un artista más establecido. No dudaría en hacer otra película de terror si fuese lo suficientemente interesante. No obstante, muchas de las cosas que me proponen están tan influenciadas en mi trabajo anterior que sentiría que son un refrito. De hecho, me han sugerido hacer refritos de la mayoría de mis películas. Eso definitivamente no va a suceder. Tampoco le doy la espalda al cine de género, sólo no me quiero aburrir.

¿Es justo decir que Cosmópolis se interesa más en el humor y el tono que en lógica o narrativa?
¡Me alegra que digas eso! La gente que está acostumbrada a las películas hollywoodenses, en las que todo se explica, se va a sentir frustrada. No hay forma de que cualquier persona pudiera seguir todo lo que dice un personaje como Samantha Morton, por ejemplo. Por lo menos no la primera vez. Pienso en ello como una película de ciencia ficción, en la que el piloto intergaláctico explica la forma en que funciona la nave. No necesitas saber de qué habla, simplemente necesitas creer que sabe perfectamente de lo que está hablando. Eric Packer entiende cuando su jefe de teoría explica la forma en la que el futuro se conecta con el capitalismo. Lo emociona, y es todo lo que debes saber al respecto.

¿Qué opinas de Eric Packer, crees que es importante que te guste tu personaje central?
Creo que es importante sentir cierta empatía, no simpatía necesariamente. Necesitas entenderlo un poco, pero esto no quiere decir que deba gustarte. Necesitas sentirte lo suficientemente fascinado para quedarte con él durante la película. Por esto necesitas un actor carismático como Rob, que tiene una cara que no te aburre ver una y otra vez.

¿Tiene alguna importancia para ti tener en el reparto a Robert Pattinson, más allá del hecho de que sea adecuado para el papel?
No. Es igual a cuando conté con Viggo (Mortensen, en Promesas peligrosas). Sin embargo, sí es importante para el presupuesto. Si Rob no fuera la famosa estrella de Crepúsculo, no podría tenerlo en la película. Para mí, desde un punto de vista creativo, no necesita nada. Una vez que estás en el plató, sólo se trata de ti y los actores. Ahí no hay nadie más. Es como si ninguno de los dos hubiera hecho otra película jamás.

¿Te gusta la idea de que los fanáticos de Crepúsculo tal vez amplíen sus horizontes gracias a Cosmópolis?
Sí. Muchas jóvenes que son fanáticas de Rob han creado sitios web sobre Cosmópolis y algunos de ellos están realmente bien hechos y son bellos. También están leyendo el libro y hablando al respecto. Saben que no es Crepúsculo y aún así están emocionadas. Tuvimos algunas chicas sentadas afuera del plató a las 3am cuando estábamos grabando. Incluso hicieron una playera con la leyenda "Nancy Babich" y una pistola (refiriéndose al guardaespaldas de Pattison). ¡Yo con gusto la usaría por ellas! Sin duda habrá algunas fanáticas de Rob que nunca han oído hablar sobre Don DeLillo, o de mí, y aún así verán la película. No les importa la casa, sino la fachada.

Traducción: Daniela Valdez de la Torre

Comentarios