0 Me encanta
Guárdalo

Hola hula

¿En qué se parecen los sesenta a esta época? Descubrimos la similitud: la euforia por el hula hula, un ejercicio que regresó con todo

 (Foto: Alejandra Carbajal )
1/4
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal )
2/4
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal )
3/4
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal )
4/4
Foto: Alejandra Carbajal

Todos queremos lo mismo: ejercitar el cuerpo sin esfuerzo, en poco tiempo y con resultados instantáneos... Eso no existe.

Lo que sí es real son las opciones para sacudir los músculos y bajar más de 100 gramos al mes. Una de ellas -nuestra favorita- es el hula hula, pues además de divertida es barata. Antes de que corras a buscar entre tus tiliches el aro con el que jugaste de niño, debes conocer los beneficios de practicarlo.

Trilce de Alba, instructora con más de cuatro años de experiencia, nos dio algunas recomendaciones y nos contó sobre los beneficios de esta actividad.

Recuerda que más que bajar de peso, se trata de divertirse y liberar energía.

• Es una práctica muy completa porque trabajas distintas partes del cuerpo al mismo tiempo y en diferentes intensidades. Esto lo hace un ejercicio cardiovascular en el que, en una sesión de media hora, quemas hasta 300 calorías. Además, adquieres ritmo y coordinación.

• Las caderas no mienten, cierto. Ni la cintura, el cuello, la espalda, los glúteos, el pecho, los brazos y las piernas, que son todas las partes que trabajas en esta actividad. Después de unos meses, tu cuerpo estará más tonificado y tendrás mayor elasticidad.

• Moverte con el aro reduce los niveles de estrés, pues no se trata de una pesada rutina aeróbica, es más bien una terapia lúdica que ayudará a oxigenar tu cerebro.

• Una vez que domines el aro (y te obsesiones con él), en internet puedes encontrar un montón de videos con trucos. Es mejor que lo practiques con un coach que te oriente, pues aunque parezca inofensivo, te puedes llegar a lastimar la espalda o la cadera.

• El tamaño sí importa. Entre más grande y pesado sea el aro mejor. Con estas características será más fácil dominarlo. El punto es que, conforme avances, uses los más pequeños y ligeros para que el trabajo sea mayor y más difícil.

Comentarios

0 comments