0 Me encanta
Guárdalo

Guía de sexo tántrico

Mucho hemos oído sobre los mitos alrededor del sexo tántrico, pero ¿qué es exactamente y cómo se practica? Para resolver la duda, creamos una guía con tips de qué sí y qué no hacer, posiciones recomendadas, dónde aprenderlo, sus beneficios y una entrevista con un monje budista de esta corriente

 (Foto: Alejandra Carbajal)
1/4
Foto: Alejandra Carbajal

Dale prioridad a las posiciones que faciliten relaciones más íntimas. Sobre las rodillas, o semisentada sobre el hombre, la mujer tiene mayor control del movimiento y ambos pueden concentrarse en besos, caricias y estimulación prolongada sin agitarse demasiado.

 (Foto: Alejandra Carbajal)
2/4
Foto: Alejandra Carbajal

Olvídate del tiempo e intenta esta postura, que resulta cómoda para ambos. Entrelacen las piernas y, si quieren más comodidad, apoyen los brazos en la cama.

 (Foto: Alejandra Carbajal)
3/4
Foto: Alejandra Carbajal

Es fundamental mirar a tu pareja de frente y a los ojos. Redescubre posiciones que considerabas aburridas y aprovéchalas para conectar mejor con el otro.

 (Foto: Alejandra Carbajal)
4/4
Foto: Alejandra Carbajal

Al estar de pie y de frente a tu pareja favoreces la conexión entre ambos. No ahorres besos ni apapachos. ¡A darle! 

De acuerdo con un monje budista que prefiere permanecer anónimo, el tantra son las enseñanzas y la práctica de la rama del budismo cuya finalidad es desarrollar un potencial interior de sabiduría y compasión. Se enfoca en transformar el deseo de un placer temporal en un camino espiritual. No busca la paz y felicidad transitoria, sino la permanente; y no únicamente la personal, sino la de todo mundo.

Según esta doctrina, la manera en la que percibimos y reaccionamos a las cosas depende de la mente, la cual tiene un nivel burdo (el de las emociones fuertes y viscerales) y otro nivel más sutil, presente en momentos como el sueño. La meditación tántrica persigue alcanzar ese estado de 'luz clara', y lo hace después de un esfuerzo gradual. "Al alcanzarlo se produce un calor interno y algo que se conoce como 'la mente de gran goce'. La gente suele asociarlo mucho con el placer sexual, cuya sensación es parecida, pero dura muy poco", explica el monje.

La diferencia es que con el 'gran goce' la energía fluye internamente y dura lo que quieras, en lugar de salir y ser efímero, como pasa durante la eyaculación. "Eso sólo sucede cuando ya pasaste todo el proceso de aprendizaje. Como requisito indispensable debes tener un compromiso por la búsqueda de liberación permanente. Esto puede ser engañoso, porque si sólo quieres placer, vas a abandonar en cuanto sientas aunque sea un poco de goce. Otra condición es tener el incentivo de avanzar por el camino espiritual y ganas de beneficiar a todos", dice.

"Una señal de que lo estás haciendo bien y que se manifiesta muy al final del camino, es que la respiración cesa. Si alguien está jadeando o algo así, no lo está haciendo bien. Otro indicio es que no liberamos esa energía."

¿Cómo es que se liga todo esto a un tema sexual? "Una parte de las enseñanzas del tantra dice que para poder completar esa unión de energía, necesitas penetrar el canal central con ayuda de otra persona." No necesariamente tiene que ser de esta forma, sólo es que de todos los preceptos tántricos, uno lo aconseja así y es el que se ha popularizado.

Comentarios

0 comments