0 Me encanta
Guárdalo

Guía de estilo de los noventa

Desempolvamos el estilo de la década en que la vaselina tenía onda, lo prohibido se murmuraba por las calles y los sentidos eran opuestos

Ay, los noventa... Aquella época de la pérdida de la inocencia en la que, decía Carrie, nadie desayunaba en Tiffany's ni vivía romances inolvidables. En lugar de eso, llorábamos con Radiohead, Capetillo quería alcanzar una estrella y la gente creía que en el nuevo milenio volaríamos y vestiríamos como astronautas.

Nada de eso pasó y pronto la década quedó en el olvido; sin embargo, por falta de imaginación o por amor al pasado (llámalo como quieras), los noventa están de regreso.

Clueless o Cobain. En esta guía de compras tú eliges; va desde prendas de diseñador hasta ofertas del mercado de los sábados. Lo único que necesitas es armarte de una buena inspiración y presupuesto.

Que no te dé pena. Somos chavos y tenemos estilo, así que saca tu tamagotchi, el suéter de GAP y grítale a los mayores (de 30 pa'rriba): "You're from the 70's, but I'm a 90's bitch!". Lo que es. Dave Grohl y Enrique Iglesias los usaban por igual: con las mangas a media mano. Esta temporada el punto con el clásico turtleneck es un must. Si eres mujer, busca uno que deje ver una parte de tu abdomen. Si no hay nada que presumir ahí, usa uno muy largo. Alicia Silverstone se convirtió en la reina del estilo fresa -sí, con todo y chicle- gracias a interpretación de Cher en Clueless. Era tan de avanzada que para vestir usaba un software que combinaba su ropa a diario. Sin embargo, la cuadrícula en la falda y las calcetas pasarán a la historia por los siglos de siglos. De smile o sad face, arriba del ombligo, rotas o remangadas al estilo Brandon, de Beverly Hills 90210. Para decirle al mundo que aún hay un millenial dentro de ti, una de éstas es indispensable. La extravagancia era muy obvia cuando de maquillaje se trataba. Estaba el natural look, onda Alanis Morisette; o lo opuesto, con labios azules y sombras moradas. Si vas a usar estos tonos, el consejo es no utilizar color en los ojos y en los labios al mismo tiempo. La década se caracterizó por la obsesión por la mezclilla. Crop tops, overoles, bolsas, camisas y hasta accesorios. El total look denim estaba a la orden el día. Dale más punch combinándolo con una sudadera y unos zapatos tipo Oxford.

Comentarios

0 comments