Archivo Anal

Gay y lésbico
Recomendado
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
 (Cortesía Museo del Chopo)
1/5
Cortesía Museo del Chopo
 (Cortesía Museo del Chopo)
2/5
Cortesía Museo del Chopo
 (Cortesía Museo del Chopo)
3/5
Cortesía Museo del Chopo
 (Cortesía Museo del Chopo)
4/5
Cortesía Museo del Chopo
 (Cortesía Museo del Chopo)
5/5
Cortesía Museo del Chopo

Fanzine es el acrónimo de fan magazine (entusiasta de las revistas). Se tratan de panfletos de escaso presupuesto que solían imprimirse en papeles baratos como el revolución o en fotocopias, hechos casi siempre por gente sin formación editorial, pero con muchas ganas de decir algo sin censura.

En un principio los fanzines eran motivados por fanáticos de algunas bandas, por lo que tuvieron un memorable auge justo en el esplendor del punk, a mediados de los setenta. Poco a poco fueron cobrando personalidad propia y se diversificaron para abordar otros ejes como la literatura, los cómics o acontecimientos como la primavera de Praga, hasta convertirse en uno movimiento contracultural e, incluso, convertirse en revistas.

La subcultura gay también encontró en el formato del fanzine un foro perfecto para compartir fascinaciones y, desde luego, imágenes de hombres desnudos, solos o teniendo acción en un baño público.

México ha sido un país fructífero en la producción de fanzines musicales, pero casi siempre bugas. De ahí que la muestra compilatoria Archivo Anal valga oro, por ser un imperioso esfuerzo de sus curadores, Enrique Arriaga y Ricardo Velmor, editor de la revista mexicana Anal Magazine, por tratar de encontrar fanzines de temática gay que muestren un pensamiento transgresor, desde el punto de vista de la identidad nacional. Labor que de difícil tiene todo, ya que los gays mexicanos nunca han tenido mucha afición por generar publicaciones.

Archivo Anal es una pequeña fanzinoteca montada en el último piso del Museo del Chopo. Los asistentes pueden consultar el material recopilado, todas las publicaciones que a lo largo de su historia han fomentado la visibilidad de la comunidad lésbico-gay en México.

A estas alturas, mucho del material de consulta puede resultar cándido y conmovedor para algunos asistentes, con todo y sus impresiones explícitas o porno, pero su aportación al movimiento gay nacional es innegable.

Para consultar el material hay que ser mayor de 18 años.

Por Wenceslao Bruciaga

Publicado

Teléfono del evento 5546 5484, 5546 8490
Sitio web del evento http://www.chopo.unam.mx
LiveReviews|0
1 person listening