0 Me encanta
Guárdalo

Cómo planear una boda gay

Consultamos a un experto wedding planner para conseguir los tips necesarios por si estás a punto de abandonar legalmente el club de los solteros

Pastel Jaso

Si llegara una de esas reporteras con más luces rubias que vocabulario y me preguntara mi opinión sobre el matrimonio gay, le diría que si bien me parece un tremendo avance para una ciudad que coquetea con lo conservador, tampoco me parece que sea el clímax de los logros en la lucha de los derechos de la comunidad LGBTTTI. No dejo de pensar en que hoy mis amigos bugas optan por la unión libre y resulta que son los gays los que enloquecen por contraer matrimonio.

Es cierto, reconozco que tengo la mirada absorta en mi mundo. Justo pienso esto cuando llega Gastón Kierrou, quien desde hace 20 años se dedica a organizar bodas de alto prestigio.

"En 2010, pocos meses después de que la Asamblea Legislativa aprobara los matrimonios entre personas del mismo sexo, fue cuando organicé mi primera boda gay. Respeté la intimidad de los chavos, pues son parte de la farándula", me explica Gastón.

El smoking

Como te ven, te tratan: Sastrería Adrián

La solemnidad de la boda empieza con un buen traje confeccionado a la medida de los novios. El corte elegante no implica usar prendas incómodas con las que apenas puedan respirar.

Gastón Kerriou, nuestro asesor de bodas, asegura que en los eventos gays son más exigentes con la vestimenta (de los novios y de los invitados).

Nuestro leal wedding planner sugiere como una excelente opción para diseñar los trajes esta sastrería. No sólo por su calidad en telas y costura, sino por la sensibilidad y apertura para abordar el matrimonio gay, aunque ellos prefieran omitir este dato por respeto a sus clientes hetero.

Además que sus precios son relativamente accesibles, entre 7,500 y 12,500 pesos si quieren que el atelier les escoja sus telas.

Anzures

El banquete

Recomendado

La comilona: Les Croissants

Gastón nos cuenta que cuando organizó su primer boda homo se vio en la necesidad de comentarle a la dueña de Les Croissants sobre el tipo de evento, a fin de que ella se lo comunicara a su personal.

No quería arriesgarse a que el tema se tratara con morbo por parte de las personas de la recepción o bien, que se prestara para hacer fotos imprudentes o burlonas. El servicio de banquetes de Les croissants lo entendió perfecto y el casorio se llevó a cabo sin asuntos bochornosos.

Nuestro leal consejero hace hincapié en que los banquetes, junto con su personal de servicio (cocineros, meseros, cantineros), es uno de los temas en los que hay que tener más cuidado en la planeación. Esta empresa es confiable y garantiza un buen trato a las parejas del mismo sexo.

Tlalpan

El salón

Recomendado

Mesa, mesa que más aplauda: Palacio de Autonomía.

De acuerdo con la experiencia de Kerriou, este tipo de fiestas son pequeñas, por lo que los espacios no tienen que ser monumentales salones barrocos (dile "no a os candiles churriguerescos, parecen de narco ochentero).

Gastón ha organizado eventos alternativos en alguna terraza de la Condesa, con banquete de finger food, una variación de los canapés.

Si quieres algo más elegante el Palacio de Autonomía, un espacio de 400 de antigüedad, cuenta con un personal altamente sensibilizado con nupcias de este tipo. El patio principal tiene espacio para 200 personas y cuesta 35 mil pesos, o bien el balcón (para un coctel), con capacidad para 100 personas y por el que hay que desembolsas alrededor de 20 mil pesos.

También recomienda algunos de los salones del Hotel W (Campos Elíseos 252, Polanco) para la recepción después de la firma frente al juez, por silos novios son más trendy.

Centro

El pastel

Recomendado

Merengue del amor: Jaso Bakery

Para bien o para mal de la comunidad, hay algo de cierto en eso del cliché de que los gays se preocupan más por la decoración y la alta gastronomía. Gastón piensa que esto tiene lógica pues, finalmente, las bodas homo son más chicas, de no más de 150 invitados. Por lo tanto, los detalles son más controlables.

Un elemento tan vistoso como indispensable es el pastel. Kerriou recomienda el buen gusto del restaurante Jaso, cuya pastelería es la más adecuada para satisfacer los gustos de una pareja gay, pues es una comunidad a la que reciben con gusto.

Sus pasteles pueden estar decorados con crisatles Swarovski y el presupuesto arranca a partir de 12 mil pesos.

Polanco
El wedding designer

El wedding designer

El maestro: Gastón Kerriou.

Como toda fiesta de tales magnitudes, no es precisamente barata. Las bodas Gastón pueden costar hasta 42 mil pesos, incluyendo desde el juez hasta el último pétalo que decore el lavabo del baño. Sin embargo, Gastón afirma que la creatividad no tiene precio.

"Si llegan con 10 mil pesos, yo les organizo algo muy sofisticado e inolvidable, elegante o hipster. Vemos la forma de economizar", explica.

Nuestra consejero dice que el furor por las bodas gays fue entre 2010 y 2011, cuando recién se aprobaron. Ahora ha disminuido considerablemente.

Contacto. Gastón Kerriou. 5203 9191.

Comentarios

1 comments
Gabriel C
Gabriel C

ola yo le pdi martimonio a mi novio pero no se como organizar mi boda