0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Nelson Morales

Platicamos con el fotógrafo oaxaqueño famoso por retratar a la comunidad muxe

 (Foto: Nelson Morales)
1/13
Foto: Nelson Morales
 (Foto: Nelson Morales)
2/13
Foto: Nelson Morales
 (Foto: Nelson Morales)
3/13
Foto: Nelson Morales
 (Foto: Nelson Morales)
4/13
Foto: Nelson Morales
 (Foto: Nelson Morales)
5/13
Foto: Nelson Morales
 (Foto: Nelson Morales)
6/13
Foto: Nelson Morales
 (Foto: Nelson Morales)
7/13
Foto: Nelson Morales
 (Foto: Nelson Morales)
8/13
Foto: Nelson Morales
 (Foto: Nelson Morales)
9/13
Foto: Nelson Morales
 (Foto: Nelson Morales)
10/13
Foto: Nelson Morales
 (Foto: Nelson Morales)
11/13
Foto: Nelson Morales
 (Foto: Nelson Morales)
12/13
Foto: Nelson Morales
 (Foto: Nelson Morales)
13/13
Foto: Nelson Morales

El fotógrafo de raíces zapotecas, Nelson Mirales nació en Unión Hidalgo en el estado de Oaxaca. Mientras estudiaba ciencias de la comunicación mostro gran fascinación por su cultura así que decidió dedicar gran parte de su trabajo a mostrarla a través de la fotografía.

A través de sus imágenes podemos conocer la cultura zapoteca y en específico a los muxes, la comunidad oaxaqueña que Rigoberto Perezcano retrató en Carmín Tropical. Platicamos con Nelson sobre sus fotografías y el acercamiento a esta comunidad de suroeste de México.

En tu obra abordas muchos temas pero tu trabajo con los muxes es muy reconocido, ¿cómo es trabajar con ellos?
Soy del Istmo de Oaxaca. En mi adolescencia sufrí una separación con mi cultura, tiempo después, de regreso a mi tierra, sentí esa conexión que me reincorporó a mi esencia y por azares del destino ya las estaba fotografiando.

¿Cómo es el acercamiento?
Siempre supe de este grupo, sin embargo no tenía ningún tipo de relación con ellas. Un día, por encargo, les hice unas fotografías. Desde el principio sentí una conexión o inquietud, lo que me hizo continuar con el tema.

¿Cuál es el propósito con las fotos de muxes?
Dar mi punto de vista sobre el tema ya que es muy cuestionado. Muchos fotógrafos y antropólogos lo han hecho, sin embargo, como miembro de esa cultura quise adentrarme y hacerlo mío.

¿Cuéntanos sobre la experiencia de fotografiarlas?
Ha sido un proceso principalmente de tiempo para generar relaciones personales, conocerlas, saber sus inquietudes, de convivencia, de tolerancia,de preguntas y cuestionamientos (que aún me sigo haciendo) y también de una producción de imágenes que me llenan como persona y me motivan a hacer más fotos abordando otros temas con ellas.

Como fotógrafo, ¿qué ofreces a la comunidad LGBTTTI?
Un estilo definido y provocador para mostrar a esta comunidad, imágenes que, tal vez gustarán o no pero que de alguna manera retan al espectador, inquietan y nos hacen cuestionar la realidad o ficción de la vida.

¿Qué impacto tuvo tu colección al ser expuesta en la Ciudad de México?
El tema desde un principio llama la atención, se ha exhibido en varias partes de la Ciudad de México y el extranjero, e incluso alguna galería prohibió exhibirlas, pero hay otros méritos que le dan fuerza y esa es calidad visual y estética.

¿Cuáles han sido los lugares y personas que te han abierto las puertas para poder mostrar tu trabajo?
Llevo cinco años en la fotografía y comencé mostrándolas en mi región, posteriormente en Oaxaca. Durante este tiempo me he preparado, es decir, tomé talleres y programas de fotografía en la Ciudad de México. Los grandes fotógrafos de México han sido mis maestros y han seguido mi carrera, he contado con su apoyo e impulso para difundir mi trabajo. La galería Punctum ha expuesto mi trabajo y actualmente colaboro con el colectivo La Hydra.

Supimos que fuiste a Colombia a conocer un grupo parecido a los muxes, ¿cómo te fue?
Fui al Amazonas sin esperar nada pero con la idea de encontrar una comunidad parecida a los muxes. Fue una experiencia tanto visual como personal. En un principio me fue difícil encontrar a los personajes, sin embargo tuve que participar en las actividades locales de los habitantes para incluirme y acercarme a un grupo LGBTTTI, interactuar con ellas y mostrarles a los muxes de mis fotografías. Ellas se emocionaron y decidieron hacer locuras conmigo, el resultado fue gratificante y me dejó con ganas de conocer otras comunidades en distintas partes del mundo.

Sigue su trabajo en instagram: @nelsonickfoto 

Comentarios

0 comments