0 Me encanta
Guárdalo

Estéticas, spas y barberías gay friendly

Consiéntete y quítate el estrés en los mejores spas, estéticas y barberías gay friendly del DF

Foto: Alejandra Carbajal

Los spas en el DF son una magnífica alternativa para acabar con el estrés. Para renovarte energías, te recomendamos complementar tu tratamiento con unos buenos baños de temazcal así como con un plan de jugos y detoxes.

Nuestros expertos visitaron las mejores estéticas y barberías gay friendly, aquí el resultado.

Estéticas, spas y barberías en el DF

Masao Organic Studio

Recomendado

Me lancé a conocer Masao Organic Studio, en el barrio de las Lomas de Chapultepec. Marc Launay me espera en la recepción entre jardines verticales, flores, inciensos, y una malamute de Alaska –Lola– que toma su siesta. Él es un parisino dedicado a la moda que llegó a nuestro país hace más de un año, con la idea de montar un salón comprometido con la salud y el ambiente, con productos libres de amoniaco y sulfatos, nocivos para la salud.

Lomas

Barbería Capital

Recomendado

A las cuatro de la tarde, la calle Monterrey, en la Roma, está repleta de coches a vuelta de rueda que tocan el claxon sin parar. Pero dentro del número 118, donde gira el poste blanco-rojiazul de barbero, uno se la pasa como los mismos dioses. Aquí me han traído un gin tonic mientras suena el jazz, estoy junto a cuatro barberos monísimos que visten de tirante y sombrero, salidos de una película del viejo Hollywood.

Roma

Kahuil Spa

Toqué el timbre. Un chico muy amable salió por mí. Justo antes de entrar a la recámara, una pareja de hombres sale con una eminente alegría fresca. Se quieren dar toquecitos con las yemas de los dedos, pero uno le dice al otro: “¡Que no te toques, babosa!”. “Muy importante: mi spa no es exclusivamente para gente gay. Más bien, es exclusivo para hombres que quieran nuestros servicios impartidos por hombres.

Narvarte

El Salón de Aldo Alcántara

En la surrealista Zona Rosa no sólo pululan los antros con un sentido desorientado de la ecualización y una decoración improvisada. Por las mañanas, uno de los pocos locales que abre sus puertas es el del número 58: El Salón de Aldo Alcántara, una clínica dedicada al cuidado personal (un pequeño templo a la metrosexualidad).

Zona Rosa

Comentarios

0 comments