0 Me encanta
Guárdalo

Literatura gay

Te recomendamos algunas novelas salidas del clóset que no pueden faltar en tu librero

Foto: Time Out México
Fruta verde. Enrique Serna

El vampiro de la colonia Roma

Luis Zapata
Debolsillo, 2004
Considerada la obra clásica de la literatura gay en México, esta novela relata las aventuras de un chapero en el DF de los setenta. Adonis, el protagonista, salpica de cachondería (“me quería picar”, dice) las historias sobre sus múltiples encuentros eróticos. Logró agitar a los mochos de la época, quienes lo calificaron de “pornográfico”.

Maurice

E.M. Forster
Alianza Editorial, 2003
Si bien trata el tema de la homosexualidad con cierto recato, destaca por echar luz sobre la crisis que suponía ser “helenista” (les daba pudor decir “soy gay”) en Inglaterra a principios del siglo XX. Maurice es una novela valiente que, sin embargo, los editores tuvieron escondida en el clóset hasta su publicación póstuma en 1971. Una lectura para el gay de mundo, sensible e inteligente.

El lenguaje perdido de las grúas

David Leavitt
Anagrama, 1994
Desarrollada en la que probablemente sea la década más gay de la historia –los años ochenta–, esta novela se compone de varios relatos que exploran la problemática de todo chico a quien comienza a inundársele la canoa: el primer amor, la salida del clóset y la subsecuente reacción de la familia. Su lectura fácil la convierte en una novela de aprendizaje ideal para esa etapa de transición. Recomendada para el twink que todos llevamos dentro.

Fruta verde

Enrique Serna
Planeta, 2012
Mitad novela de iniciación, mitad ficción autobiográfica, Fruta verde narra los primeros pasos del autor en la letras y la jotería de la mano de Mauro, un tipo medio mañoso que lo deslumbra con sus conocimientos literarios para tronarle la galletita. Serna logra una divertidísima crítica de la sociedad a  finales de los sesenta y principios de los setenta. Este manual para el cazador de bugas también es recomendable para el macho calado o bi-curious.

 

Un hombre soltero

Christopher Isherwood
Debolsillo, 2006
La historia es abiertamente gay, pero las preocupaciones que explora son universales. No tienes que soplar nucas para identificarte con sus personajes. El tema central es la pérdida y la incapacidad de hacerle frente a la homosexualidad. George es un hombre maduro que intenta sobreponerse a la muerte de su amante y que parece encontrar el remedio en los galanteos de un chavito.

 

Comentarios

0 comments