0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Gil Cervantes

Platicamos con el trompetista de Troker y director de la Gil Cervantes Jazz Orchestra

Mónica García
Gil Cervantes

Gilberto Cervantes es un multiinstrumentalista, miembro de la banda Troker y director de la Gil Cervantes Jazz Orchestra. Platicamos con el acerca de su próxima presentación en Glastonbury y su serie de conciertos acerca de la obra de Miles Davies y Gil Evans.

Pues Troker va a estar en Glastonbury. ¡Gran logro! Seguramente muchas bandas mexicanas mueren de envidia y se preguntan, ¿porqué ustedes?
¿Por qué nosotros? No sabemos. Quizá estamos en el momento adecuado. Somos un grupo preparado, creemos mucho en nuestro proyecto y la música que hacemos. Buscamos ser coherentes con lo que sentimos y tocamos, haciendo la música que nos gusta. Tal vez ese es el porqué. Si tú eres honesto con lo que piensas y quieres sucederán cosas buenas; evidentemente dándole seguimiento y una buena administración tanto de recursos como de tiempo.

Además son una banda distinta a lo que normalmente nos representa.
De hecho estaremos compartiendo la experiencia y las vivencias en nuestras redes sociales. Vamos a tener cinco presentaciones dentro de Glastonbury. Nuestro escenario estelar será el West Holts pero se sumó nuestra participación a otros escenarios gracias al mismo programador de West Holts que corrió la voz de nuestra música. Ni siquiera había imaginado tocar en un festival más de una mes. Queremos comunicarnos lo más posible por nuestras redes y esperamos que sea posible.

Cuéntame de la Gil Cervantes Jazz Orchestra.
En 2002, cuando yo estaba estudiando composición y arreglo en Boston, surge la necesidad de tocar mi propia música. Inició como un colectivo de compositores y si de por sí ponerte de acuerdo con tres o cuatro personas es difícil, ahora imagínate con 20. Sin embargo me latió la parte de arriesgar y tocar tanto mi música como la de otros. Entonces regreso a Guadalajara y replanteo la idea de ir incorporando paulatinamente mi música, así como un ciclo de conciertos que se llama Sketches of Miles y Evans, que es reinterpretar la música de Miles Davis y Gil Evans, sus producciones son cuatro obras muy importantes. Con Sketches of Spain estamos cerrando este ciclo que ha durado aproximadamente cinco años.

¿Cómo se ponen de acuerdo tantas personas?
No sé (risas), es difícil. La orquesta no trabaja continuamente, se conforma de distintos músicos de Guadalajara y se adapta un poco al tipo de programa e instrumentación. Obviamente cuando entras a montar un programa como este es indispensable mucha disciplina, compromiso y estudio. No es fácil porque son 20 horarios distintos y eso sí es un relajo organizarlo. Además interpretar esta música no es fácil, pues los derechos de ejecución, partituras y música son de Davis y Evans y conseguir la licencia no es fácil. Afortunadamente tenemos cierto nivel que nos permite tocar esta música y eso nos deja muy contentos. Esta música nunca se ha tocado en vivo en México y de por sí, es poco frecuente en el mundo entero. Todo eso es la parte de talacha y luego viene la otra parte: la musical.  Tienes que trabajar en la música, reinterpretarla, hacer los scores, conocer la instrumentación, llamar a los músicos adecuados, buscar a la solista que represente la voz principal, en fin. Es una serie de factores que lo hace más emocionante.

El jazz es mucha improvisación, ¿también le ponen de su cosecha?

Así es. Anteriormente yo presentaba una obra inédita, mía, y trabajaba con otra solista. Ahora con todo esto que está pasando, incluyendo Tónica y Troker, no tuve tiempo de escribir nada nuevo. Entonces con Ingrid, -que está emocionadísima de venir y le encanta el programa- le vamos a dar ese matiz personal. Las partituras son cerradas, están perfectamente bien escritas pero vamos a abrirlas un poco; trataremos de vivir la experimentación en otro contexto.

¿Ya has tocado con Ingrid Jensen?
No. Yo no la conocía personalmente pero le enseñé el trabajo que hemos hecho y me dijo inmediatamente que le entraba, viene a la fecha de DF y Guadalajara, además son muy buenos foros y eso la motivó.

¿Cómo ves los foros, sobre todo de jazz, en el DF
?
Pues siempre falta. Inclusive en Estados Unidos, nunca es suficiente. Lo que posee la Ciudad de México es una enorme comunidad de músicos extraordinarios. Hay un movimiento que antes se criticó de surgir por moda, pero hay una continuidad mucho más estable. Como lo que yo hago no son cuestiones masivas, sufrimos más con eso de los foros.

Y en especial con el jazz necesitas un lugar con excelente acústica.

Si, es muy delicado, pues es un tratamiento semiacústico e íntimo. No se puede hacer en cualquier lugar.

A la gente que no sabe de jazz, ¿cómo puede entrarle a ese género?
Escuchen música creativa, nueva, que generalmente no está en lo medios. Ahí encontrarás muchas cosas interesantes. Hablando de jazz, hay muchísimas vertientes. No es música elitista como a veces se cree sino todo lo contrario: nació en la calle, fue música de opresión y luego de libertad. Hay que quitarle esa solemnidad que nadie sabe cómo llegó al jazz, pues es puro prejuicio. El jazz es una fusión de géneros, con música latina, rock, balcánica, en fin, con lo que se te ocurra. Concretamente les recomendaría precisamente a Miles Davis, pues cada que tuvo la oportunidad le dio un giro a la música. Incorporó fusiones de rock, hip-hop, jazz, flamenco, etc... Era una persona sumamente visionaria y creativa. Si escuchas su discografía completa encontrarás músicos, géneros y tendencias de los cuales se desprenden muchos géneros actuales.

La Gil Cervantes Jazz Orchestra presentará Sketches of Spain de Miles Davis y Gil Evans este 12 de junio.

Comentarios

0 comments