0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista Tyna Ros

Platicamos con la cantante sobre su primer sencillo “Una libra de fe”, parte de Tapices su EP debut

Foto: Cortesía Tyna Ros

Chica con guitarra en el escenario. Su dulce voz enamora los tímpanos de propios y extraños. A diferencia de otras cantantes mexicanas, como Natalia Lafourcade o Ximena Sariñana, que coquetean más con el jazz y el pop, Tyna toma como bandera el folk y el country. Charlamos con la artista sobre su más reciente producción.

¿Cómo te sientes con tu nuevo sencillo?
Estoy muy contenta, la canción forma parte de mi primer ep Tapices, que pronto saldrá a la venta. Quiero que la forma en la que canto y lo que dicen mis letras tengan un vínculo con el público.

Con este álbum espero abrir puertas a diferentes géneros, ya que lo que estoy haciendo es traer el bluegrass, folk y country originario de Nashville, pero en español.

El folk es un híbrido entre el rock y el blues, ¿qué te llamo la atención de este género?
En la universidad comencé por hacer pop electrónico, pero no lograba plasmar lo que quería. Después intenté un poco de reggae, pero tampoco funcionó, así que decidí agarrar mi guitarra a ver qué podía componer. De ahí salió "Una libra de fe" y pensé: ¡amo la guitarra!

Siempre he tenido una fuerte influencia del folk country por mi papá. Tocar country fue igual a retomar ese amor por el género que me ayudó a llegar al folk.

¿Por qué decidiste estudiar en Los Ángeles?

Yo quería estudiar música contemporánea y creo que aquí en México no existe esa oferta, a pesar de que el conservatorio de música es una de las mejores escuelas del país. En Los Ángeles lo que estuvo muy padre fue la enseñanza sobre el escenario, nos daban clases de actuación para que como músicos supiéramos cómo movernos y cómo expresar nuestros sentimientos.

¿Cómo ha sido tu experiencia al colaborar con Alex Syntek?
De tres años para acá, he entendido lo que es trabajar en grandes escenarios y la producción que hay detrás de los conciertos gracias a Alex. Eso me permitió hacer contactos y me ayudó a enriquecer mi propio proyecto.

Algo muy importante que aprendí con él fue a lidiar con mi ego. La mayoría del tiempo tienes que trabajar con hombres y entiendes que el trato es igual, te enseñas a ser frío ante el estrés, a no tomarte las cosas personales, esa es una de las cosas más difíciles con las que me he enfrentado.

¿Cómo es tu proceso creativo?
Trato de escuchar nueva música, viajar, ver películas, conocer gente; todo eso te mantiene vivo. Quieras o no, todo es reciclado, nace de una persona como algo auténtico pero no es original, algunos elementos ya existen.

También pruebo muchas melodías nuevas, juego con la guitarra, con las letras; quizá eso no llega a ser una canción pero poco a poco se va transformando y  forma la composición.

¿Qué tendría que escuchar alguien que desea introducirse en el folk?
A Mumford & Sons, creo que son muy digeribles pero también muy padres. Algo más sofisticado podría ser Alison Krauss que es más bluegrass, pero todo es muy fino.

Tu música es algo sumamente aventurado por el género, ¿qué le recomendarías a los músicos que van iniciando y tienen una apuesta similar a la tuya?
Que se la crean, eso es lo más importante. También que lo hagan con amor ya que eso conlleva a la autenticidad. Está padre que la gente quiera hacer algo diferente, creo que eso es lo que necesitamos como audiencia y como creadores.

Comentarios

0 comments