0 Me encanta
Guárdalo

Luc Besson en exclusiva

Un par de horas después de que Aung San Suu Kyi finalmente recibió el Premio Nobel de la Paz, que originalmente se le otorgó en 1991, platicamos con Luc Besson desde el aeropuerto de Oslo.

Cuando Besson lee el guión de Amor, Honor y Libertad, no sólo lloró un par de horas,  decidió que no sólo la iba a producir -como le había pedido la actriz Michelle Yeoh- sino que la dirigiría. La historia se basa en la vida de Aung San Suu Kyi, una mujer birmana que al intentar luchar contra la dictadura militar de su país para promover la democracia, fue condenada a arresto domiciliar durante quince años. Para esto la separaron de su esposo e hijos quienes vivían en Londres. En el 2010, finalmente Suu Kyi es puesta en libertad, justo cuando Besson terminaba de filmar la cinta. Después de 21 años, Suu Kyi salió de su país para recibir el Premio Noble de la Paz, que en el '91, cuando se le fue otorgado, recibieron sus esposo e hijos.

Acabas de estar en la ceremonia del Premio Nobel de la Paz ¿cómo te sentiste estando ahí?
Fue muy emotivo, su discurso fue brillante y conmovedor porque este premio lo recibieron sus hijos y esposo hace veinte años y ahora ella estaba en ese mismo escenario.

¿Sentiste como si la película no hubiera terminado, como si ahora tu fueras un personaje en ella?
Fue raro porque nosotros filmamos la ceremonia de 1992 una y otra vez, entonces me la sé de memoria, y de la nada fue como si estuviera en la película.

¿Podrías describir el momento cuando conociste a Aung San Suu Kyi?
Estaba muy emocionado y al mismo tiempo un poco frustrado porque cuando empezamos la película, jamás pensamos que la liberarían. Estuvimos tres años en el proyecto, tratando de conseguir información y al final de la filmación la liberan. Fue difícil hacer una película de alguien que está vivo porque quieres ser respetuoso y estar lo más apegado a la verdad. Pero lo bueno es que al final la pudimos conocer a ella y a su gente, y platicamos con la gente de Birmania que tuvo la oportunidad de ver la película y nos enteramos que lo que hicimos no era tan alejado de a la verdad.

¿Platicaron de la película?
Honestamente, la primera vez que la conocí estaba tan emocionado que platicamos sobre ella y cómo se sentía de haber estado en arresto domiciliar tantos años, también ella tenía mucha curiosidad de lo que había pasado en el mundo todo ese tiempo, no había salido en veinte años. Ella estaba muy feliz de que fuéramos y que hiciéramos una película para que la gente no se olvidara de ella y su país, estaba agradecida.

¿Qué piensas de que hay más gente que sabrá de ella a través de tu película que a través del Premio Nobel y su trabajo?
Mientras que la gente vea la película y de ahí se meta a investigar en internet para saber más de ella, está bien. La idea es que se genere conversación para que sea más que una película.

¿Suu Kyi ya vio la película?
No sé, probablemente... Lo que sí te puedo decir es que muchos birmanos lo han visto. Fue la película más pirateada en Birmania y me da gusto, normalmente no me cae muy bien, pero en esta ocasión tienen mi bendición.

¿Qué fue lo que te movió en el guión para que decidieras dirigir la película?
Soy un ser humano, yo creo que todos vivimos por la gente que amamos y por nuestros hijos. Entonces cuando veo una historia así; por lo que ella tuvo que pasar; cuando veo su fortaleza, me impresiona mucho. Creo que el no poder ver a tu esposo que se está muriendo, y no poder ver a tus hijos por diez años, es lo peor que le puede pasar a un padre o una madre.

¿Porqué la película está enfocada en las decisiones de Suu Kyi y su historia de amor y no en la parte política e histórica?
Mi intención era hablar de la parte de la historia que la gente no sabía, el punto de vista humano. La parte política la pueden narrar los periodistas, y es una pena que no lo estén haciendo, pero eso no es mi culpa. Lo que quiero que la gente entienda es que  más allá de la leyenda, hay un ser humano. Y espero eso inspire a la gente a ayudar. Es chistoso que los periodistas de quejan de que no hablé más de política. Yo les contesto que no soy ni político ni periodista, soy director y me interesa más el aspecto humano.

¿Cómo se prepararon tú y los actores para la película?
Fue difícil porque no puedes entrar al país ni conocer gente, no te pueden dar información. Entonces fue trabajar cuatro años con la gente de Amnistía Internacional y Human Rights Watch, con familiares de Suu Kyi y un par de birmanos que estaban fuera del país, tratando de sacar información lo más cercana a la verdad posible. Además encontramos 200 horas en VHS de filmaciones durante mítines y pláticas en su casa. Esto ayudó mucho a Michelle Yeoh para perfeccionar su papel. Además tuvimos que proteger la identidad de toda la gente que nos ayudó porque las puedes meter en problemas.

¿Alguna vez recibieron amenazas del gobierno de Birmania?
Más hacia el final de la filmación en Tailandia sentíamos que había espías rodeando el set. No recibimos ninguna amenaza directa pero cuando terminamos sabíamos que era hora de regresar a Francia.

En tus películas, sin importar el género, los personajes siempre son muy humanos y de alguna forma tienen un mensaje. ¿por qué?
Creo que el mundo es muy cínico, y no veo por qué como cineasta no puedo mostrar emociones y sentimientos. Vivimos en un mundo al que no le falta crueldad. El mundo es duro y frío, y de alguna forma estoy luchando contra eso.

Sabes, es chistoso porque Suu acaba de dar un discurso hermoso el día de hoy y fue sobre eso: que si no podemos vivir en un mundo de paz, y si estamos matando el planeta es por el cinismo. Esta es mi manera de luchar contra eso.

¿Cómo reconocemos a Luc Besson en Amor, Honor y Libertad?
Siempre hablo sobre el amor en mis películas, pero antes era un poco más tímido para mostrarlo, sólo hablaba un poquito sobre el tema. Esta es la primera vez que me permito hablar sobre el amor: la forma en la que Suu Kyi y su esposo se aman con dignidad y a la distancia es muy hermoso y creo que por primera vez pude hablar sobre él.

¿Esto es algo que seguirás haciendo en tus próximas películas?
No creo que porque comes algo que te gusta un día, debas comerlo todos los días.

Si quieres leer nuestra reseña de la película, haz click aquí

Click here if you want to read the interview in English

 

Comentarios

0 comments