Angelopolitano

Restaurantes, Poblana Roma
  • 3 de 5 estrellas
  • 5 de 5 estrellas
(11Críticas)
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Roberto Beltrán)
1/4
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
2/4
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
3/4
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
4/4
Foto: Roberto Beltrán

Una ubicación estratégica en la calle Puebla presagia lo que se cocina en el interior del Angelopolitano. Los moles son la especialidad de la casa y es en este apartado donde el chef Gerardo Quezadas le da rienda suelta a los sabores para ofrecer varias derivaciones de mole poblano, como el mole de higo, de chabacano, de jamaica o de zarzamora.

Fui un domingo por la tarde y encontré el restaurante prácticamente lleno, una buena señal que se corroboró más tarde en la mesa. La decoración mezcla fotografías familiares del siglo XIX con arquitectura contemporánea; en general, se respira un ambiente muy familiar y relajado.

Un vistazo a la carta atisbó el dilema de qué ordenar, pues el menú incluye platillos poblanos tan queridos como el manchamanteles, el pepián verde o el pepián rojo con cerdo y chilacayotes. Como entrada ordené unas chalupitas –rojas con lomo de cerdo y verdes con pollo–, las cuales decepcionaron un poco a la vista pero no en sabor, pues la salsas están bien logradas en el nivel de picor y sazón. Si tienes antojo de sopa dale oportunidad a la crema poblana, espesita, de estilo casero y sabores sutiles. Al verla, agradecerás la omisión del elote –es más, ni hace falta–, pues se sirve con nueces y queso camembert.

El champandongo, especialidad de la casa, es un tipo de pastel azteca que recuerda a las enchiladas, pero con un toque refinado. Capas de tortilla horneada guardan una mezcla de pollo, nata y queso que se presenta en un timbal bañado en mole y decorado con un poco de crema. La virtud del platillo es la textura suave del pastel y la sazón equilibrada del mole, que en ningún momento atosiga el paladar; el único “pero” sería el tamaño de la porción, pues es bastante grande y hay que tomar en cuenta que se trata de un tercer tiempo. Probé también la pechuga de pollo, rellena de queso de cabra y nueces en mole de higo. Fue un hallazgo muy alegre: la carne jugosa se complementa con lo agridulce del mole y la suavidad del queso, en verdad un acierto. Si aún tienes lugar para el postre, tienen flan de tequila horneado que, aunque su consistencia es buena, pierde un poco el sabor del destilado.

Los meseros dan un servicio muy atento y amigable. En la planta baja tienen una pequeña tienda con productos poblanos como rompope, licor de pasita; salsa, mole y dulces regionales. En conjunto, el esfuerzo de este rincón poblano se agradece por lo honesto de su cocina y su cariño a lo tradicional.

Por Natalia de la Rosa

Publicado

Nombre del lugar Angelopolitano
Contacto
Dirección Puebla 371
Roma
México, DF
06700
Horas de apertura Lun-jue 1:30-10pm, vie-sáb 1:30-11pm
Transporte Metro Chapultepec
Precio Consumo promedio por persona $300

Average User Rating

4.9 / 5

Rating Breakdown

  • 5 star:10
  • 4 star:1
  • 3 star:0
  • 2 star:0
  • 1 star:0
LiveReviews|11
1 person listening
Dani M

Tuve una experiencia agridulce en este lugar. La comida es deliciosa a un precio justo, la atención de los meseros es bastante buena a diferencia de la hostest del lugar. Notablemente en este lugar no respetan las reservaciones ya esperamos alrededor de una hora para pasar. 


Rafael Colorado

Tienen una selección de mezcales muy buena y tragos con mezcal muy originales, no dicen quén creó su carta de micología, pero es excelente. No es caro para la calidad que ofrecen; tienen buena música (la cambiaron, porque antes no era mi hit) e hicieron el ambiente más alivianado; al parecer quieren atraer a un público más joven más de acuerdo a la zona. Bien por este lugar que hace caso a las sugerencias de sus clientes.

Uma Aigler

Wow wow wow!!! El mejor restaurant de cocina mejicana, me encanta el mole de higo con la suprema de pollo con queso de cabra y nueces. Me prepararon el chile en nogada sin chile ya que no lo como, delicioso y muy bien presentado.

Diego Pedraza

Que extraño que la persona que escribe la nota habla bastante bien del lugar y lo califica con tan sólo tres estrellas, a mi parecer este restaurante es de los pocos que cumplen con las tres B que deberían tener muchos.... Es Bueno, Bonito y Barato! Está bien ubicado, bien puesto, tiene ondita, la comida es excelente y el servicio es atento, tal vez los fines de semana no es tan ágil porque se llena al full, pero hay que entender que lo atiende la PGR (Dicho por uno de sus propios meseros: Pura Gente Ruca)

YOLANDA HILARIO

Es un lugar muy acogedor y la comida es riquisima y deliciosa, el precio eccesible la bebida de horchata refrescante el champandongo una presentacion que ya con una mirada empiezas a saborearlo¡¡¡

L. Angel Alvarez

La cocina poblana es una de las más representativas de la culinaria Mexicana, sobre todo del periodo barroco; hay que tener conocimientos de historia y de gastronomía para hablar de este tema. Soy poblano de nacimiento, por mi trabajo he comido en excelentes restaurantes de diversas ciudades del mundo, soy conocedor de la gastronomía casera poblana y de la cocina conventual del estado; he tenido la oportunidad de visitar este restaurante en más de una docena de ocasiones y he podido conversar con el Chef Gerardo Quezadas, este joven tiene los conocimientos de familia, un amplio acervo de recetas de antaño, ha investigado de la cocina barroca y tiene la formación del Cordon Bleu que es una institución de gran prestigio a nivel mundial. Con todo el respeto que me merece la señorita Natalia de la Rosa qué puede esperar a la vista de unas chalupas que no pretenden ser más que una garnacha que se compone de una tortilla frita con salsa, carne de cerdo, salsa y cebolla. Se hubiera agradecido un comentario de los moles, el mole verde que preparan es magnífico, el pepián o el manchamanteles que presentan de una manera excelente. El único pero que le he puesto al restaurante y lo he comentado con el chef es el café que a mi gusto podría ser aún mejor.

Roberto Gutierrez

A mi me parecio realmente excelente ! que te puedo decir, simplemente no hay otro con esa calidad de alimentos, de porciones tan generosas y precios tan accesibles, el lugar esta súper bien puesto sin ser pretencioso, muy "agosto" las aguas frescas son una delicia !, el tequila de la casa el mejor, y los mezcales ni se diga. Si quieres ir a pasar un rato agradable con los cuates y no gastarte una fortuna, este es el lugar! es todo un MUST !!!

Reveca Saenger

Es un lugar muy lindo, la comida buenísima, es el lugar perfecto para ir con tus papás el fin o ara una comidita con las amigas. Recomiendo que hagan reservación en fin de semana porque la lista de espera es un poquitín larga. Lo que más me ha gustado es el mole verde y la pechuga rellena de nueces y queso de cabra con mole de higo que sirven con ensaladilla de arúgula. Yum!

Florisa Orendain

Excelente lugar donde se cuidan todos los detalles para agradar al comensal. Hasta que se me hizo conocer y degustar las delicias del chef Gerardo y las recetas familiares tradicionales. Probé el champandongo, una crema de flor de calabaza con champiñones y un poco de chile en nogada, todo riquísimo. Mención especial merece la tienda con dulces y creaciones muy originales. Ojalá pusieran una sucursal en Monterrey, yo sería la primera promotora.

Gustavo C. Masa

Tuve la suerte de conocer el Angelopolitano hace un par de meses, estaba recién inaugurado y me pareció sumamente bueno, he regresado en tres ocasiones y no me ha decepcionado. Los moles son muy buenos, el champongo, los moles de higo y de chabacano son magníficos. Una excelente opción en la creciente oferta de la Roma, sin duda el mejor exponente de la gastronomía poblana en la ciudad.

Patricia Saldaña Iriad

Me encanta este lugar, es un restaurante sencillo pero muy bien puesto que no es nada pretencioso. La cocina es excelente, con ese toque casero que agradecemos mucho quienes comemos a menudo en restaurantes, sin perder de vista las presentaciones de los platos que son excelentes. Si bien comenta TimeOut que las chalupas no son tan agradables a la vista lo son al paladar, me pregunto que tanto puede hacerse para que luzca sofisticada una tortilla con salsa y carne que es típica de la gastronomía poblana? Los platos me parecen muy bien presentados, originales y muy superiores a los que se ofrecen en otros restaurantes poblanos. además me parece muy digno de resaltar la labor social que realizan al dar trabajo digno a adultos mayores.